El tabú de la salud mental en la reproducción asistida

Responsive image

by María Robert 
Una de cada tres mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad en España país sufren depresión o ansiedad
 

Los problemas de fertilidad son cada vez más frecuentes en la población. A día de hoy se estila que 1 de cada 10 mujeres necesitará recurrir a técnicas de reproducción asistida en España. A pesar de estas las cifras, sin embargo, la medicina reproductiva y los problemas de infertilidad siguen siendo un tema tabú.

Especialmente cuando la salud mental entra en juego. Y es que una de cada tres mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad en nuestro país sufren depresión o ansiedad, según ha advertido la presidenta de la Red Nacional de Infértiles, Helena Fernández, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Infertilidad, celebrado el 4 de junio.

Con motivo de esa fecha la Asociación Nacional de Pacientes Red Nacional de Infértiles ha celebrado su V Quedada Nacional de Pacientes, un evento anual que reúne a pacientes y especialistas, con el ánimo de poner en común novedades en las estrategias de tratamientos y necesidades de los pacientes.

El apoyo emocional, clave en el embarazo

En ese marco, la sociedad ha apuntado que estudios recientes han demostrado la importancia de la atención emocional de la paciente. El último, presentado en el 33 Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) por su investigadora principal, la psicóloga de la reproducción y miembro de la SEF Amalia Bayonas, titulado ´Impacto positivo en un programa de apoyo emocional en el éxito de los tratamientos de reproducción asistida´, en el que se concluye que las pacientes que siguen un programa de apoyo emocional durante el proceso, consiguen, en mayor proporción, tener un embarazo evolutivo y, por tanto, su tasa de éxito es mayor.

En concreto, las que reciben acompañamiento psicológico aumentan un nueve por ciento la probabilidad de embarazo. En España, añade la asociación, se realizan alrededor de 180.000 tratamientos de reproducción asistida al año de los cuáles el 30% transcurren en el sistema de sanidad pública y el 70% en centros privados. El acompañamiento forma parte del tratamiento pero, muchas veces, es opcional en la privada y en la pública es inexistente.

Por eso, ha manifestado Helena Fernández, "la infertilidad es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud y la comunidad científica coincide en la importancia de tratarla de manera integral, atendiendo a la salud de todas las áreas de la paciente. Sin embargo, el psicológico es el gran olvidado, sobre todo en el sistema de salud público, por eso en nuestra asociación hemos arrancado un servicio de apoyo de la mano de la psicóloga Nagore Uriarte, ofreciendo una opción a las mujeres que no tienen otra posibilidad".