Beneficios del colágeno a la hora de practicar deporte

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Después de haber vivido un confinamiento y las restricciones de la pandemia, la mayoría de las personas se han vuelto más activas y la práctica de deporte en muchos se ha convertido incluso en algo rutinario.
 

La necesidad de sentirse vivo y sobre todo libres ha surgido de forma veloz, por eso, la concienciación del deporte es fundamental para obtener numerosos beneficios a nivel físico y emocional y alejarse así de poder contraer una enfermedad en el futuro. Con el paso del tiempo, se notan cambios en el cuerpo y organismo. Factores como la exposición solar, el tabaco o hábitos poco saludables hacen mella en la salud.

A la hora de practicar ejercicio, se ha comprobado que la suplementación con colágeno es importante y en muchos casos una prioridad para poder sentirnos sanos, para tener una buena capacidad física para hacer deporte y evitar las lesiones.

Colágeno para deportistas

A medida que se cumplen años, el nivel de colágeno va disminuyendo y los músculos pueden debilitarse. Es por eso que, a la hora de seguir practicando actividad física es fundamental mantener los huesos, músculos, tendones y ligamentos en perfectas condiciones. El colágeno es una proteína que el ser humano desarrolla de forma natural a través de su organismo. El cuerpo las genera de forma abundante y se encuentran formando parte del tejido conjuntivo en los tejidos y órganos, principalmente la piel y los huesos.

Es la proteína con un mayor porcentaje en el cuerpo, alrededor de un 25%. Tiene muchos beneficios que repercuten directamente a la mejora del estado físico de las personas. Entre ellos está la mejora de la elasticidad en las articulaciones, el fomento de energía vital y el evitar problemas de movilidad.

Existen alimentos ricos en colágeno como la carne de pollo o pavo, frutos secos y algunos productos lácteos. Pero lo cierto es que no solo basta con la alimentación, sino que, en la mayoría de los casos, hay que combinarlo con un suplemento que bien puede ser de origen terrestre o marino.

Cuando ingerimos suplementos de colágeno, se habla de colágeno hidrolizado: es decir, para facilitar su absorción por parte del organismo el colágeno viene prácticamente descompuesto en aminoácidos: glicina, prolina y lisina. El organismo asimila estos aminoácidos por separado y los destina a diferentes usos en el organismo, entre ellos la creación de colágeno.

En el terreno deportivo, el colágeno es un nutriente fundamental y un complemento recomendado para reforzar los músculos y evitar de forma notoria la posibilidad de sufrir una lesión. Además, en el caso de que la hubiera, esta proteína ayuda a una pronta y óptima recuperación.