Los colibríes y su mágica leyenda maya

Responsive image

by Estefanía Grijota
Por su belleza natural, tamaño característico y peculiar forma de volar, los colibríes nos han sorprendido desde hace muchos años, pues si bien hoy en día para algunas personas son símbolo de buena suerte, este significado espiritual ha ido cambiando a lo largo de la historia.
 

Si nos remontamos un poco a la época prehispánica en México, encontraremos que muchas de las culturas de esa época le dieron a esta hermosa ave una mágica historia. Hablemos específicamente de la civilización maya, esta cultura milenaria con una cosmovisión increíble que se refleja en sus costumbres, arquitectura, desarrollos científicos, e incluso en sus sabores, mitos y leyendas.

En México, los vestigios mayas se ubican en los estados de Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Tabasco y Chiapas, lugares con clima ideal para los colibríes. Pues se estima que hay alrededor de 47 especies diferentes, de las cuales 13 son endémicas de México.

El suspiro mitológico

Por supuesto, un ave tan peculiar no podía pasar desapercibida para los mayas. La leyenda dice que los dioses dieron una función específica a todo lo que crearon en la Tierra, desde animales y árboles hasta piedras. Cuando terminaron, se dieron cuenta de que no había nadie encargado de llevar los deseos y pensamientos de un lugar a otro.

Todos los recursos se habían agotado, ya no había barro para moldear un nuevo animal, ni maíz para hacerlo crecer, así que cogieron una piedra de jade, tallaron una pequeña flecha, y con un poco de viento provocado por el suspiro de uno de los dioses, empezó a volar. Así dieron vida al x ts´unu´um, conocido como el colibrí.

Sus frágiles y coloridas plumas lo hacen tan liviano que logra acercarse a las flores sin mover ningún pétalo, esto sorprendió a los mayas, tanto que incluso quisieron atraparlo para usar su plumaje como adorno, sin embargo, los dioses les advirtieron que quien capturara un colibrí sería castigado, y les explicó que la misión de esta hermosa ave es enviar buenos deseos y pensamientos entre los humanos e incluso comunicarse con sus seres queridos en el más allá.

Hoy en día poder apreciar la belleza de un colibrí siempre es bien recibido, ya que significa que alguien te envía amor y buenas vibras. De igual manera, esta leyenda afirma que si este pájaro vuela sobre tu cabeza te está quitando las energías, así que, si es así, tómate un respiro y envía buenos deseos a esa persona especial . ¿No es eso encantador?

Más curiosidades de los colibríes

Cuando no están volando, su corazón late entre 500 y 700 veces por minuto, mientras que en vuelo alcanza hasta 1.200 latidos por minuto. Pueden volar en todas las direcciones, derecha, izquierda, arriba, abajo, adelante y atrás. Aletean 60 veces por segundo y gastan mucha energía, por lo que deben consumir suficiente néctar por día ¡al menos 3 veces su peso!

Su tamaño varía entre 2 y 10 pulgadas, dependiendo de la especie. Es el único ave polinizador gracias a su pico largo y fino, y tienen visión tetracromática, lo que significa que tienen la capacidad de ver más colores que los humanos.

Foto principal: Pexels