3 tips de maquillaje que tienes que conocer si tienes más de 50 años

Responsive image

by Sofía Borrás
La maquilladora Cristina Lobato revela sus trucos para un maquillaje antiage
 

1. Utiliza un corrector de cobertura ligera

Para disimular las arruguitas opta por correctores de cobertura muy ligera. La maquilladora Cristina Lobato recomienda utilizar un tono más claro que la propia piel. Rellena las arrugas con una pequeña cantidad de corrector y a continuación difumina dando toquecitos con una esponja o la yema de los dedos. Es muy importante evitar el exceso de producto.

Para cubrir las ojeras escoge un corrector color asalmonado y de cobertura ligera. En pieles maduras también es habitual tener alguna rojez. Éstas se pueden disimular con un corrector beige de subtono amarillo, el resto de manchas producidas por el paso del tiempo las cubrimos con la propia base de maquillaje ya que una de sus funciones principales es unificar el tono de la piel.

2. Bases de maquillaje antiage de cobertura ligera

La base de maquillaje tiene que ser de baja cobertura para dar un aspecto jugoso y saludable a la piel. Las bases más adecuadas son las antiage. Éstas tienen una acción reafirmante que atenúan las líneas de expresión y ayudan a unificar el tono de la piel. Para conseguir un efecto rejuvenecedor las bases tienen que ser de cobertura ligera para que aporten un aspecto luminoso y saludable. Escoge un tono lo más similar posible al color de tu piel para un efecto natural.

Para disimular volumen o estilizar la zona de la papada utiliza un tono de base de maquillaje más oscuro que la del resto del rostro. Aplícala desde la mandíbula y difumínala hasta la zona del escote asegurándote de difuminar bien el producto para evitar efecto máscara. Después aplica polvos bronceadores de un tono natural, a ser posible totalmente mates.

3. Maquillaje de ojos

En este caso menos es más. Cristina Lobato recomienda prestar especial atención a las cejas, la pérdida de espesor es una clara señal del paso del tiempo por eso una ceja bien maquillada rejuvenece muchísimo. Rellena y dibuja las cejas, recomiendo utilizar un perfilador retráctil de punta finísima ya que aportan mayor densidad pero dejando un acabado extremadamente natural. Es importante escoger fórmulas de larga duración resistentes a la humedad. Para finalizar, aplica una sombra clara bajo el arco de la ceja.

Escoge sombras de ojos mate de colores naturales, beige, rosas, grises claros, etc. Si el párpado no está muy arrugado podemos utilizar eyeliner pero trazando una línea muy fina y sin rabillo de ningún tipo. Para delinear los ojos a una cierta edad descartamos el color negro, mejor utilizar tonos marrones que suavizan y dan frescura a la mirada.

Antes de aplicar las sombras es importante utilizar prebase de ojos para rellenar los pliegues que se forman en los párpados, recomiendo optar por los tonos más neutros.

A partir de una cierta edad es recomendable evitar los productos waterproof de forma habitual y continuada. Cuando vayamos a maquillar más de lo habitual el ojo, vamos a aplicar previamente unas gotitas oftalmológicas para hidratar.