Beneficios del Mindfulness Humano-Canino

Responsive image

by Estefanía Grijota
Beneficios del Mindfulness Humano-Canino
 

Más allá de practicar meditación, un nueva investigación publicada en la revista académica científica MDPI sugiere que practicar la atención plena en presencia de perros, o usar la presencia de un perro como el centro de la atención plena, puede generar sentimientos de felicidad y relajación.

También puede ayudar a aumentar el enfoque, ayuda a la claridad mental y a la relajación. Además, la investigación sugiere que pasar tiempo con perros puede incluso ayudarnos a regular la intensidad de nuestras emociones negativas.

¿Cómo debemos meditar con perros?

Primero, elimina las barreras que te puedan inducir a ti y a tu perro hacia una posible meditación profunda. Apaga el teléfono y otros posibles generadores de ruido en tu entorno. Del mismo modo, evita la luz solar intensa o cualquier luz artificial y en lugar de eso, puedes poner un par de velas o una lámpara de luz suave, por ejemplo la de una lámpara de sal.

Estate quieta. Siéntate cerca de tu mascota y déjele suficiente espacio. Nunca obligues a un animal a calmarse. En su lugar de eso, concéntrate en calmarte tú primero, y él lo notará en seguida. Lleva la atención a tu respiración. Observa cómo el aire que entra y sale de tu cuerpo. Sigue tus inhalaciones y exhalaciones. Si tiene problemas para concentrarse, considere contar lentamente hasta cinco varias veces o repetir una frase motivadora.

Ahora dirige tu atención a un atributo de su compañero animal. Podría ser la suavidad de su pelaje, o podrías concentrarte en sus inhalaciones y exhalaciones expandiendo y contrayendo su vientre. Si tu perro todavía se mueve, afina el sonido de sus patas en el suelo o nota el movimiento de sus orejas o el rabo.

Continúe enfocándote en él de 5 a 10 minutos. Si bien es posible que su perro no se calme de inmediato, a medida que reduces tu nivel de energía, es posible que él disminuya el suyo. Evita verbalizar o tratar de obligar a tu perro a sentarse. Además, no intentes sobornarlos con comida o golosinas.

Agradécele la práctica conjunta. Al final de la práctica, agradece a tu compañero animal con algunas palabras o palmaditas suaves.

Consejos para adaptar a tu perro a la meditación

Si su perro tiene problemas para adaptarse, pruebe uno o más de estos consejos. Colócate entre el perro y cualquier cosa que parezca ponerlo ansioso. Esta acción le permite al perro saber que no estás preocupado por la situación (o cosas extrañas en la casa) y puede ayudarlo a calmarse.

Una cosa que casi nunca falla es poner música clásica de fondo para el enriquecimiento auditivo

Más allá de la meditación

Hay una buena razón por la que las prácticas espirituales se llaman prácticas. Cuanto más los hagamos, más probable es que sintamos beneficios más allá de la actividad en sí.

Practicar la atención plena entre especies puede ayudarnos a aumentar la capacidad de vivir en un estado de presencia no ansiosa. Eso es útil cuando aparecen factores estresantes. En lugar de ser reactivos en esos momentos, podemos sintonizarnos con nuestra respiración, y la respiración de nuestro perro, para hacer con calma lo siguiente correcto.

Foto principal: Pexels