El microcemento, una tendencia decorativa en auge

Responsive image

by Mirian Díaz
El microcemento es un revestimiento moderno y resistente en auge que presenta múltiples beneficios. ¿Quieres conocerlos?
 

Los suelos de cemento no son algo nuevo, sino que empezaron a ser tendencia en los 90. No obstante, han vuelto y pretenden quedarse durante mucho tiempo, algo que no es de extrañar dado que se trata de un material noble que se aplica fácilmente y que es muy versátil.

Su estilo es industrial y ha tomado un especial protagonismo en las viviendas tipo loft y en los restaurantes. Su carácter minimalista es muy apreciado en la arquitectura moderna, dando lugar a multitud de aplicaciones.

Su estética es continua y aporta multitud de ventajas que describiremos a continuación. El microcemento es un revestimiento muy fino que destaca por ser resistente, impermeable y de fácil mantenimiento. No posee juntas y aporta un toque muy moderno a cualquier espacio.

Las ventajas del microcemento

El microcemento destaca por su estética, pero también por su funcionalidad. No solo tiene buen precio, sino que es fácil de aplicar y además posee una gran durabilidad. Sin ir más lejos, está tomando mayor protagonismo hasta posicionarse muy cerca del pavimento no continuo y del cemento pulido.

El microcemento presenta una apariencia muy similar al gres porcelánico, aunque está siendo más solicitado en reformas y obras nuevas al incorporar nuevas versiones de gran dureza que no se manchan ni se rayan.

Ahora sí vamos a enumerar los principales beneficios del microcemento.

Estética más que lograda sin necesidad de obras

El microcemento brinda diferentes acabados. Una gran versatilidad en cuanto a textura (pulido o rugoso) y puede adoptar todo tipo de colores entre básicos o más arriesgados.

Es tan fácil de instalar que no precisa de obras importantes. De ese modo, no resulta necesario retirar el suelo ya existente y se puede pisar tras haber transcurrido 24 horas desde su colocación.

Aplicaciones personalizadas

El microcemento es perfecto para obtener una continuidad increíble al carecer de juntas. Aunque es perfecto para envolver paredes, suelos y tabiques, también puede ser utilizado para diseñar piezas de mobiliario. El resultado es una línea contemporánea y desenfadada que concede un toque industrial a la vivienda muy innovador.

Además, al tratarse de un material impermeable, se puede utilizar perfectamente para la cocina o el baño. Asimismo, posee un acabado antideslizante que permite ser utilizado en piscinas, garantizando así la seguridad.

Propiedades increíbles

Este tipo de pavimento continuo cuenta con unas propiedades asombrosas que potencian la habitabilidad de la vivienda. Se trata de un óptimo aislante acústico y un gran conductor del calor. En pavimentos ejerce una labor ejemplar, más aún si contamos con suelo radiante. Además es muy fácil de limpiar y solo será necesario utilizar agua caliente y detergente para que luzca impecable.

*Foto portada: Dom Arquitectura