3 síntomas de daltonismo

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
El daltonismo es una alteración en la percepción de los colores o una deficiencia para ver determinados colores que, en su grado más intenso, se denomina acromatopsia y supone no ver ningún color. Es un problema más frecuente en los hombres que puede resultar limitante cuando no se reconoce específicamente. Saber que eres daltónico y aprender a vivir con ello te ayudará a mejorar tu calidad de vida. Consulta a un especialista.
 

El daltonismo se define como una alteración de las células de la visión (llamados conos) que produce una incapacidad para ver determinados colores de la forma considerada normal.

El mecanismo de visión y reconocimiento de los colores se basa en el funcionamiento de las células de la retina que discriminan los colores, llamadas conos, y contienen tres tipos diferentes de proteínas fotosensibles (llamadas opsinas) o pigmentos. La eritropsina presenta una mayor sensibilidad para las longitudes de onda largas (la luz roja), la cloropsina es sensible a las longitudes de onda media (la luz verde) y la cianopsina tiene más sensibilidad a las longitudes de onda cortas (la luz azul). Cuando se produce la carencia o mal funcionamiento de alguna de estas proteínas o pigmentos, los conos pierden su capacidad para distinguir ciertos colores.

Lo más frecuente es que el daltonismo se presente por la carencia de un solo pigmento, apareciendo problemas para diferenciar los colores rojo y verde, en diferentes escalas de dificultad. Cuando se produce la falta de otros pigmentos se pueden presentar problemas para discriminar los colores azul y amarillo, sobre todo, pero, quienes tienen este tipo de daltonismo, casi siempre tienen problemas también para identificar los colores rojos y verdes.

La acromatopsia es la manifestación más intensa de daltonismo. Se caracteriza porque no se puede ver ningún color y se suele asociar a otros problemas oculares (como ojo vago, nistagmo, intensa fotosensibilidad y deterioro importante de la visión).

La causa más frecuente de aparición de daltonismo es genética. Se asocia a la presencia de un gen recesivo ligado al sexo, por lo que es poco frecuente en las mujeres y, aproximadamente 1 de cada 10 hombres, sufre alguna forma de daltonismo. También se está estudiando la posibilidad de que ciertos medicamentos pueden causar daltonismo.

Entre los síntomas del daltonismo destacarían:

1-Incapacidad para discriminar los colores y tonos normales.

2-Problemas de aprendizaje de los colores en la infancia que repercuten en las actividades normales.

3-Cuando se sufre acromatopsia, se pueden presentar movimientos laterales rápidos de los ojos y deficiencias visuales.

El diagnóstico debe hacerlo es especialista. Es posible que ni el propio afectado sepa que lo padece. Existen varios test de fácil aplicación orientados a la discriminación de los colores y evaluación del daltonismo y su grado de intensidad.

No existe un tratamiento conocido. Lo recomendable es conocer el trastorno, hacer un diagnóstico y aprender a vivir con las limitaciones que la ineficacia del reconocimiento de los colores pueda generar. Por ejemplo, para poder cruzar una calle, es posible no distinguir el color de las imágenes del semáforo, pero con la forma de las figuras o el sonido que emite, es suficiente para poder cumplir las normas y no ser atropellado.