La semana de la moda catalana recupera el esplendor prepandemia

Responsive image

by Anna León
Por fin, la 080 Barcelona Fashion Week ha recuperado su formato presencial en la que consideran su casa: el recinto modernista de Sant Pau (Barcelona). Durante la inauguración, la organización ha lanzado un alegato a favor de la sostenibilidad en el mundo de la moda. “No podemos obviar que la industria textil es la segunda más contaminante del planeta”, han reconocido.
 

El 6 de febrero del año 2020 concluía la última semana de la moda catalana presencial en el recinto modernista de Sant Pau. Tras declararse la pandemia, comenzó una ronda de cuatro ediciones digitales de la popular pasarela, aunque con las mismas ganas de siempre. Sin embargo, este 25 de octubre arrancaba la 30 edición de la 080 Barcelona Fashion Week, la primera con público presente tras la crisis sanitaria. El ambiente era de optimismo y expectación entre todos los asistentes, ya que por fin se retomaba ese contacto personal perdido durante los últimos dos años.

"Iniciamos esta edición con una ilusión especial. La celebramos en casa, en el recinto modernista del Hospital de Sant Pau. Creemos que sintetiza muy bien los valores que queremos transmitir en la 080 Barcelona Fashion Week: identidad, singularidad y creatividad", ha afirmado Albert Castellanos, secretario de empresa y competitividad.

la-semana-de-la-moda-catalana-recupera-el-esplendor-prepandemia

Por una moda más sostenible y circular

Entre las novedades de esta edición destaca el desfile de la colección 080 Reborn, más allá de una apuesta revival. Se trata de una colección creada con ropa 100% recuperada de plantas de clasificación de residuos textiles y de tiendas de segunda mano. La Agencia de Residuos de Cataluña, el Consorcio de Moda de Cataluña y Girbau LAB impulsan este desfile de moda de segunda mano con estilismos creados por Fermin+Gilles. Una práctica más extendida en otros países que en el nuestro. "Es necesario promover el uso de la ropa de segunda mano aquí, y por varios motivos. La industria textil es la segunda más contaminante del mundo. Al mismo tiempo, debemos transmitir al consumidor final la importancia de valorar la calidad de los tejidos", ha añadido Agnès Russiñol, directora general del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda de Cataluña.

Tras 15 años de andadura, la 080 Barcelona Fashion Week se ha consolidado como una plataforma de moda, de referencia en el sur de Europa. Así lo ha valorado Castellanos: "Permite dar visibilidad a los diseñadores y a las marcas de moda catalanas alrededor del mundo. Además, no deja de ser una vía para modernizar y transformar el sector de la industria textil y de la moda de nuestro país".

En Cataluña, el sector de la moda cuenta con más de 14.000 empresas y emplea a 90.000 personas y afronta una transformación "profunda" de su modelo de negocio, en busca de una mayor sostenibilidad, singularidad y progresiva digitalización.