Cómo superar la astenia otoñal

Responsive image

by Sonia Baños
¿Con la llegada del cambio de hora notas te sientes más triste, cansada y apática? Es probable que sufras astenia otoñal, un transtorno que se produce debido a la disminución de las horas de sol. Hoy en esvivir.com te ayudamos a combatirlo.
 

La astenia solar o el síndrome del otoño es un trastorno del ánimo que se produce en la época del año en que disminuye la cantidad de luz solar. Los síntomas de la astenia solar incluyen fatiga, somnolencia, dificultades de concentración, tristeza y cambios de humor. Aunque la astenia solar es un trastorno del ánimo, puede afectar además a otros aspectos de la salud, como el sueño y el apetito.

La astenia solar se produce cuando la luz solar es menos intensa y la longitud del día es más corta, es decir, en los meses de otoño e invierno, y puede afectar a las personas que no son sensibles a la luz solar. De hecho, algunos estudios han sugerido que la astenia solar puede estar relacionada con la deficiencia de vitamina D, que se produce cuando la exposición a la luz solar es insuficiente. La vitamina D es esencial para la salud ósea y el funcionamiento del sistema inmune.

Otros factores que pueden contribuir a la astenia solar incluyen el estrés, la ansiedad, el jet lag y los cambios hormonales. La astenia solar puede afectar a cualquier persona, pero es más común en las personas que viven en el hemisferio norte y en las personas que tienen trastornos del ánimo, como la depresión.

Cómo tratar la astenia otoñal

La astenia solar puede tratarse con luz artificial, ejercicio, vitaminas y suplementos dietéticos. También se pueden usar medicamentos.

  • La luz artificial es un tratamiento eficaz para la astenia solar. Se puede usar una lámpara de luz artificial o una lámpara de luz solar.

  • El ejercicio también puede ayudar a mejorar los síntomas de la astenia solar. Se recomienda hacer ejercicio al aire libre durante 30 minutos al día.

  • La vitamina D es esencial para la salud ósea y el funcionamiento del sistema inmune. La vitamina D también puede ayudar a mejorar los síntomas de la astenia solar. La vitamina D se encuentra en los alimentos, como el pescado, los huevos, la leche y el yogur. También se puede obtener vitamina D a través de la exposición a la luz solar.

  • En algunos casos extremos se puede recurrir a algunos medicamentos como antidepresivos, ansiolíticos y estimulantes que ayudan a aliviar la tristeza, la ansiedad y los cambios de humor.

  • La terapia cognitivo-conductual también puede ayudar a mejorar los síntomas de la astenia solar. La terapia cognitivo-conductual es un tipo de terapia que se centra en cómo pensamos y actuamos. La terapia cognitivo-conductual puede ayudar a cambiar los pensamientos y los comportamientos que contribuyen a los síntomas de la astenia solar.

  • La psicoterapia también puede ayudar a mejorar los síntomas de la astenia solar. La psicoterapia es un tipo de terapia que se centra en nuestras relaciones y en nuestros comportamientos.