Wallapop reta a la primera mano con un pop up en Madrid

Responsive image

by María Robert 
Con la actriz Najwa Nimri como embajadora, la plataforma de compraventa de productos de segunda mano pretende llevar a cabo un experimento social para enfrentar a las personas a sus prejuicios ante los productos reutilizados
 

Los productos reutilizados son ya una opción de regalo para el 51% de los consumidores. Este es uno de los datos que Wallapop, la plataforma consumo consciente y humano, ha extraído del estudio `Consumo de productos reutilizados´ realizado por la marca y que forma parte de un experimento con el que ha puesto a prueba las capacidades de los usuarios a la hora de diferenciar los productos reutilizados de los nuevos y señalar, así, los frenos que éstos experimentan a la hora de consumir. Para ello, Wallapop ha abierto su primera tienda efímera en pleno barrio de Salamanca en Madrid (de forma secreta y sin presencia de marca) y con la actriz Najwa Nimri como embajadora del proyecto.

La marca reta así a la primera mano en la época de mayor consumo del año, previa a la celebración del Black Friday y de las Navidades en favor del consumo sostenible, con la apertura de esta pop up store con la que observar el comportamiento de los ciudadanos que, según datos de la marca, en casi un 60% aseguran ser capaces de diferenciar un producto reutilizado de uno nuevo.

"Con el desarrollo de esta tienda efímera, nuestra intención es que las personas sigan reflexionando sobre sus hábitos, perciban que la calidad de los productos reutilizados está al mismo nivel que los nuevos y los consideren cada vez más como primera opción de compra, ya sea para ellos o para regalar", señala Olivia Calafat, directora de Marketing de Wallapop. Calafat apunta, además, al sentimiento positivo que genera en los consumidores la compra de productos reutilizados: "Al final, la principal diferencia entre lo nuevo y lo reutilizado son prejuicios sobre la calidad, y que no hace falta gastar más recursos en fabricarlo. Se trata de compras que nos hacen sentir bien a todos los niveles: son positivas para el comprador, para el vendedor y para el planeta".

Y es que, según los datos del estudio de Wallapop, para el 71% de los casos, la razón de más peso a la hora de consumir este tipo de artículos es encontrar productos de alta calidad a un precio más asequible. Para Calafat, el rol de Wallapop es claro en la promoción de la economía circular. "Hacer de los productos reutilizados una opción de calidad y sostenible es el camino para llegar a todos los públicos, incluso a aquellos que en estas fechas tan señaladas aún no se plantean recurrir a ella como un regalo igual de atractivo y de tendencia", asegura.

Las preferencias a la hora de adquirir productos reutilizados

Según datos de Wallapop, existe un cambio de tendencia en la preferencia de compra de productos usados. Así lo refleja también su estudio anual La Red del Cambio, que destaca que seis de cada diez encuestados prevén comprar más artículos ya producidos que nuevos en los próximos tres años.

En esta ocasión, en el estudio realizado por la marca para observar el "Consumo de productos reutilizados", con respecto a la preferencia en la adquisición de estos artículos, el ranking lo lidera la automoción, artículo elegido por un 37% de los encuestados; seguido de los productos de informática y electrónica, concretamente tablets y ordenadores, con un 28%. La moda queda así relegada a la tercera posición entre los consultados, con un 27% de las respuestas.

Para la directora de Marketing de Wallapop, Olivia Calafat, el lanzamiento experimental de la pop up store sirve para "sembrar un precedente en el mercado de productos reutilizados y demostrar a los consumidores que no existen diferencias más allá de los estereotipos sociales y los prejuicios sobre la calidad. Para nosotros, un producto vuelve a ser nuevo cada vez que una persona lo compra".