Qué es el Quiet Quitting y cómo te afecta en el trabajo

Responsive image

by Sonia Baños
¿Has oído hablar del Quiet Quitting? Hoy en esvivir.com te contamos en qué consiste este movimiento social y laboral que está implantándose en Europa.
 

El movimiento Quiet Quitting está llegando a Europa después de tener un gran éxito en Estados Unidos. El Quiet Quitting aboga por los beneficios para la persona al respetar los tiempos de trabajo, descanso y vida familiar y personal.

La traducción literal de Quiet Quitting es Dimisión Silenciosa y se ha convertido en una actitud ante la vida y el trabajo. Este nuevo movimiento busca acabar con el hecho tan habitual hoy en día de hacer horas extras o llevarse trabajo a casa, algo que, en muchas ocasiones, puede llevarnos al estrés y a sufrir episodios de ansiedad, aunque no seamos conscientes de ello. La propuesta del Quiet Quitting es atreverse a decir "no" y a cumplir escrupulosamente sus horas laborales, dándole el mismo valor o más a su vida personal, acabando con las jornadas de 60 horas semanales o a la disponibilidad permanente.

El haber pasado por una pandemia mundial difuminó las barreras entre el mundo laboral y personal, llegándose a crear situaciones en las que la vida fuera del trabajo casi no existía. El teletrabajo y, sobre todo, la digitalización nos llevó, en un principio, de forma voluntaria a no saber parar y definir bien los espacios de ocio y profesionales. Después de un tiempo en el que la vida laboral ha invadido el tiempo personal de forma descarga, nos hemos dado cuenta de la importancia de establecer prioridades en nuestra vida y respetarlas. Es importante marcar límites y construir un equilibrio entre la vida laboral y personal que nos ayude sin duda a crecer en ambos terrenos. De hecho, esta manera de entender la vida está arraigando cada vez más entre las generaciones más jóvenes, donde su libertad está por encima de salario, reconocimiento y trabajo. A las generaciones más mayores les cuesta más este cambio de paradigma, estamos mucho más acostumbrados a trabajar horas y horas y a que eso fuera sinónimo de reconocimiento en el trabajo. Tras la pandemia poco a poco, la sociedad en general aprendió a darle el lugar que se merece a conceptos hasta ahora secundarios como la salud, el ocio y la familia que ahora son protagonistas.

La esencia del Quiet Quitting

El Quite Quitting no promueve dejar de trabajar, sino que propone renunciar a ir más allá, apartando la idea de que el trabajo en nuestra vida, como ocurría de forma generalizada en nuestra sociedad occidental. El trabajo forma parte de nuestra vida, junto con el ocio, la familia o el descanso.

De todas formas, no podemos negar que se trata de un concepto controvertido. De hecho, sugiere algo negativo cuando, realmente, puesto en práctica con equilibrio, puede ser muy positivo tanto para empleados como para empresas. No se trata de "dimitir" sino de priorizar su vida personal, aunque en bien cierto, que muchas personal pueden llevarlo al extremos y aplicarlo de forma literal, haciendo o mínimo en el trabajo.