Los pokés más ligeros para acabar enero

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Aloha Poké, cadena de poké, destaca su carta al completo para iniciar el año con una alimentación consciente y limpiar el organismo tras los excesos navideños. La cadena promueve un estilo de vida saludable y divertido los 365 días del año buscando el equilibrio nutricional a través de sus poké bowls.
 

La oferta gastronómica de Aloha Poké ha sido elaborada en colaboración con nutricionistas y expertos en salud con el objetivo de ofrecer una carta de ingredientes bajos en calorías y grasas saturadas y altos en nutrientes y beneficios. El resultado, una comida completa, saludable y real, totalmente personalizable a la vez que divertida dando la oportunidad al consumidor de jugar y crear un plato en función de sus necesidades y estilo de vida.

Desde Aloha Poké, recomiendan empezar enero con su poké bowl predeterminado Uh! Mami! por sus ingredientes y valores nutricionales. Una opción muy completa elaborada con atún, salmón, edamame, aguacate, mango, cebollino, crunchy wakame y semillas de sésamo con base de quinoa mixta.

"Tenemos más de 1.000 opciones saludables y rápidas que se adaptan al momento de consumo ofreciendo una comida llena de sabor y color. Si este 2023, quieres empezar a cuidar tu alimentación, Aloha Poké es tu sitio, ¡te esperamos!" , asegura Guillermo Fuente Gil, CEO y cofundador de Aloha Poké.

Una carta con opciones para todos los gustos con ingredientes de cercanía, frescos y de primera calidad como heura, salmón, atún, tofu, arroz, quinoa, kale, cebolla, tomates cherry, aguacate, zanahorias, etc. Más de mil opciones de pokés; entrantes saludables como hummus y edamames; y postres caseros hawaianos elaborados con fruta y leche de coco conforman la carta de Aloha Poké.

Por otro lado, en la carta de bebidas ofrecen opciones saludables como agua de Auara, kombucha, tés fríos y cinco zumos de frutas naturales multivitamínicos para el cuerpo y la mente. Todo listo para disfrutar en formato take away, delivery y para consumir en local, donde se respira un ambiente positivo invitando al consumidor a relajarse y disfrutar del momento de la comida sin renunciar al sabor.