Por qué duelen más las articulaciones en invierno

Responsive image

by Sonia Baños
¿Has notado que, con la bajada de las temperaturas, te duelen más las articulaciones? Hoy en esvivir.com te contamos por qué ocurre y cómo aliviar ese dolor.
 

Las articulaciones pueden doler más en invierno debido a varias razones. Una de ellas es que el frío puede hacer que los músculos y tendones se contraigan, lo que puede aumentar la presión en las articulaciones y causar dolor. El frío puede provocar que aumente la viscosidad de líquido sinovial que se encarga de lubricar y nutrir el cartílago que provoca una mayor rigidez y fricción.

La humedad también puede afectar el dolor en las articulaciones de varias maneras. La humedad en el aire puede aumentar la inflamación en las articulaciones debido a que el exceso de humedad puede causar hinchazón en los tejidos. Esto puede aumentar la presión en las articulaciones y causar dolor. Además, la humedad en el aire puede aumentar la sensación de frío, lo que puede hacer que los músculos y tendones se contraigan y aumenten la presión en las articulaciones.

La humedad también puede afectar a las personas con enfermedades articulares, como la artritis, ya que la humedad puede aumentar la inflamación en las articulaciones y empeorar los síntomas.

La presión atmosférica también puede afectar las articulaciones y los huesos de varias maneras. A medida que la presión atmosférica cambia, puede causar un cambio en la densidad del líquido sinovial que llena las articulaciones y ayuda a lubricarlas. Esto puede causar inflamación y dolor en las articulaciones.

También se ha observado que las personas con enfermedades articulares, como la artritis, pueden experimentar un empeoramiento de los síntomas con cambios en la presión atmosférica. Esto se cree que se debe a que los cambios en la presión atmosférica pueden afectar la inflamación y la sensación de dolor en las articulaciones.

Además, hay estudios que sugieren que la presión atmosférica también puede afectar la densidad ósea, ya que la presión baja puede disminuir la absorción de calcio y aumentar la pérdida de masa ósea. Esto podría aumentar el riesgo de osteoporosis y fracturas en personas con una densidad ósea baja.


Cómo aliviar el dolor de las articulaciones causado por el frío

Existen varios remedios que pueden ayudar a aliviar el dolor de las articulaciones causado por el frío:

  1. Calentamiento: antes de realizar actividad física o exponerse al frío, es recomendable calentar las articulaciones con ejercicios suaves y estiramientos.

  2. Baños de agua caliente: un baño caliente puede ayudar a relajar los músculos y reducir la inflamación en las articulaciones.

  3. Usar ropa térmica: usar ropa térmica para cubrir las articulaciones puede ayudar a mantener el calor y reducir la sensación de frío y dolor.

  4. Aplicar cremas o ungüentos de calor: hay cremas y ungüentos que contienen mentol o capsaicina, los cuales pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar la circulación.

  5. Ejercicios de fortalecimiento: fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones puede ayudar a reducir la presión sobre las mismas y aliviar el dolor.

  6. Acupuntura o masaje: estas terapias pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar el flujo sanguíneo en las articulaciones.

  7. Acudir al médico: es recomendable acudir al médico si el dolor es recurrente o se acompaña de otros síntomas para determinar la causa y recibir un tratamiento adecuado.