Huellas saludables

Responsive image

09-07-2019 by Carmen Reija
Nos hemos educado en la idea de que debemos mantener nuestros pies bien tapados para evitar problemas de salud. Y no es completamente falso. No deberíamos caminar por el suelo de las piscinas sin protección. Tampoco resulta adecuado descalzarse cuando hace frío, pues podríamos acatarrarnos. Ni caminar descalzos sobre materiales que puedan dañarnos como cristales o asfalto. Es el sentido común el que lo determina.
 
Pero no es necesario tener los pies siempre cubiertos. De hecho, los expertos recomiendan que los niños caminen descalzos por la casa, el parque o la playa si las circunstancias resultan adecuadas porque consideran que dejar los pies en libertad es más seguro, favorece el equilibrio y potencia la creatividad ...