¡Enróllate! Protegerse del sol marca tendencia.

Responsive image

22-04-2020
Hay soluciones arquitectónicas que cumplen un triple objetivo: reducir el consumo de aire acondicionado; proteger nuestra piel de la radiación solar y salvaguardar el interior de la casa del deterioro de la luz. Son los toldos y pérgolas -entre otras opciones- adaptados a exteriores y terrazas.
 

La ecologia, la sostenibilidad y el ahorro energetico son conceptos que asociamos cada vez mas al bienestar y a la calidad de vida. Esta creciente concienciación eco nos encamina a tomar decisiones que contribuyen a combatir la emergencia climática, como incorporar sistemas de proteccion solar en nuestras casas.

Una manera eficaz de reducir el consumo energético del aire acondicionado, que supone hasta el 40% del total de la energía producida, es la de instalar sistemas de protección solar apropiados: estructuras arquitectónicas como toldos o pérgolas, entre otros, que ayuden a regular la temperatura del edificio, impidiendo que entre el calor en verano y que se pierda en invierno. Estas medidas ahorran electricidad y evitan emisiones de CO2 a la atmósfera.

Arquitectura al servicio del bienestar

Para asegurarnos un rendimiento satisfactorio es necesario recurrir a construcciones y materiales de calidad, como nos recuerdan los expertos de Llaza y Recasens. Solo así podermos obtener los beneficios que buscamos:

  • Reducción del consumo energético del aire acondicionado (se puede llegar a reducir la temperatura media en 1,6º , lo que supone un importante ahorro energético).
  • Protección de la piel frente a los rayos UVA.
  • Confort térmico y confort visual.
  • Efecto barrera de olores molestos, hongos o bacterias.
  • Protección de muebles y enseres de la vivienda frente al deterioro de la luz.

Entre las soluciones más avanzadas cabe citar aquellos toldos o pérgolas que incorporan mecanismos captores de sol, lluvia y viento para su funcionamiento autónomo.