El reto de la gestión responsable de mascarillas y guantes

Responsive image


Si el 1% de las mascarillas se desecharan mal terminaríamos teniendo 10 millones de mascarillas al mes contaminando el medioambiente, según datos de WWF.
 

La denominada "nueva normalidad" está siendo protagonizada por el empleo de mascarillas, guantes y otro tipo de material sanitario de protección. Si bien hasta la fecha se trataba de elementos solo presentes en hospitales u otro tipo de centros sanitarios, ahora son complementos empleados por la sociedad. De hecho, en febrero, con las primeras cifras de afectados, la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar) anunció un incremento de un 10.000% en la venta de mascarillas.

El material sanitario cuenta con una normativa específica en cuanto a desecho y reciclaje que habitualmente es aplicado por los propios centros médicos, ya que una mala gestión de estos residuos puede desembocar en infecciones u otro tipo de efectos tóxicos. En este sentido, es preciso que se conozca, por parte de la ciudadanía, cuál es el procedimiento concreto para tirarlas. Así, según el Ministerio de Sanidad, tanto mascarillas como guantes deberían desecharse en el contenedor de restos, junto a, por ejemplo, pañales, compresas, colillas o polvo.

Por otro lado, un estudio de la organización de conservación de medio ambiente WWF calcula que, si el 1% de las mascarillas que se utilizan se desecharan mal, terminaríamos teniendo 10 millones de mascarillas al mes contaminando el medioambiente. Para evitar esta situación han puesto en marcha una campaña de concienciación sobre la importancia de conservar una #NaturalezaSinPlásticos, abierta a personas preocupadas por esta nueva forma de contaminación. En este sentido, Catherine Cummings, directora de RSC de Sanitas, ha destacado que "en los últimos meses ha habido un repunte en el uso de mascarillas y guantes necesario para proteger nuestra salud y evitar contagios. Sin embargo, el desecho irresponsable de los mismos puede dañar el medio ambiente y perjudicar la salud del planeta, lo que finalmente acabará perjudicando también nuestra propia salud".

Compromiso con la salud de personas y del planeta

La protección de la salud debe ir unida a una mayor protección de la biodiversidad y del medioambiente, sobre todo porque la salud del planeta y la de las personas está muy relacionada. Por este motivo, desde Sanitas se ha puesto en marcha una campaña de concienciación con la que se busca sensibilizar sobre la necesidad de desechar adecuadamente mascarillas y guantes para cuidar la salud del planeta. Así, dentro de la campaña "Mascarillas y guantes te protegen. Protege tú al planeta", los centros de Sanitas cuentan con contenedores específicos para desechar guantes y mascarillas apoyados por mensajes y consejos de concienciación en diferentes soportes acerca de la correcta gestión tras su uso.