¿Demasiado tiempo sentada? Cómo combatir el efecto "sitting"

Responsive image

13-10-2020 by Mirian Díaz
El sedentarismo puede ser tan perjudicial como el tabaco, ¡descubre los motivos y cómo minimizar los riesgos!
 

Tanto el sedentarismo como el efecto "sitting" (permanecer sentados mucho tiempo en la oficina) perjudican nuestra salud. La mayoría de las personas pensaban que era malo para la tensión arterial y en lo que se refiere a la retención de líquidos, algo que repercute en nuestro peso.

Ahora bien, la OMS ha determinado que contribuye con la aparición de diabetes y enfermedades cardiovasculares. Incluso varias investigaciones han demostrado que contribuye a aumentar sustancialmente los riegos de padecer cáncer de riñón y de vejiga. Y teniendo en cuenta que gran parte de la población está enclaustrada en un sedentarismo extremo, es importante hacer algo al respecto.

Cuando ir al gimnasio no basta

Gran parte de las personas permanecen sentadas en el trabajo un mínimo de ocho horas al día. Sin embargo, también debemos pensar en el tiempo empleado en ver la televisión, mientras vamos en autobús o durante el sueño nocturno.

Ir al gimnasio varias veces por semana es bueno, pero no debemos pensar que con eso solucionamos el mal de estar sentado tanto tiempo. Lo que realmente es peligroso es permanecer tanto tiempo sentado o parado, pues en esta situación, los depósitos de grasa formados lentamente, no se van, y los problemas de circulación repercutirán en tus órganos internos.

Consejos para evitar los efectos del "sitting"

El cuerpo humano no fue diseñado para el sedentarismo y por eso debemos hacer todo lo posible por mantenernos activos, incluso en horario de oficina. ¿Cómo hacerlo?

  • No tengas todo cuanto necesites en tu puesto de trabajo, así tendrás que levantarte cada cierto tiempo para coger lo que necesitas. Para que te hagas una idea, es recomendable moverse de 5 a 10 minutos por cada hora que permanezcas sentada.
  • Mientras hables por teléfono, camina. Ya sea para atender las llamadas recibidas o a la hora de hacerlas tú misma, prueba a levantarte y caminar.

demasiado-tiempo-sentada-como-combatir-el-efecto-sitting

  • Camina antes y después de tu horario de oficina. Ten en cuenta que vas a pasar muchas horas frente al ordenador, así que lo más recomendable es que vayas andando a la oficina (si vas en transporte público, detente unas paradas antes) o salgas a pasear tras tu larga jornada de trabajo.
  • Estirar bien los músculos. Dado que no puedes transformar tu oficina en un gimnasio, intenta activar tus músculos y evitar su rigidez. Por ejemplo, estira brazos, piernas y cuello, y lleva la espalda hacia atrás.
  • Muévete de 5-10 minutos cada hora. Esto hará que tu circulación sanguínea mantenga una continuidad, sin que tus brazos y piernas se sientan cansados. Da un paseo para llenar tu vaso de agua o acércate a tu compañero para comentarle algo.
  • Olvídate del ascensor y sube las escaleras. Rechaza siempre que puedas el ascensor y apuesta siempre por subir y bajar escaleras.
  • Mueve las articulaciones. Es importante que cada cierto tiempo, lleves a cabo ejercicios de rotación con las muñecas, el cuello y el tobillo. De esa manera activarás la circulación sanguínea.
  • Bebe agua e hidrátate. La retención de líquidos es uno de los efectos del "sitting". Para drenar esos líquidos, añade bebidas como infusiones o toma alimentos diuréticos.
  • Cuidar la postura. Sentada, la cabeza y la pelvis deben seguir la misma línea. El monitor debe estar algo más bajo que tus ojos para que no tengas que bajar la cabeza y coloca un reposapiés en caso de que los pies no toquen bien el suelo.
  • Endurece glúteos y piernas cada vez que te acuerdes. Aprieta los glúteos con los pies apoyados en el suelo y el tronco erguido, y mantén la posición unos segundos. También puedes poner los pies de puntillas mientras permaneces sentada o cualquier otro ejercicio similar que se te ocurra.