5 consejos para reforzar nuestra salud mental

Responsive image

09-10-2020
El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, este año será especial ya que como consecuencia de la pandemia nuestras vidas se han visto totalmente alteradas. Estos últimos meses han generado ansiedad, incertidumbre y temor entre gran parte de la población. Por eso, te llevamos 5 recomendaciones y consejos para saber afrontar cualquier situación y reforzar nuestras emociones.
 

1. Mens sana in corpore sano

Una mentalidad positiva permite crear hábitos saludables, como entrenar regularmente o seguir una dieta equilibrada y nutritiva. En la vida nos encontramos con situaciones que nos causan estrés a diario. Debido a la presión del tiempo y para aumentar el rendimiento, la gente tiende a estresarse por una situación más de lo que debería. Pero el estrés no tiene porqué ser algo malo si sabemos gestionarlo bien.

La particularidad del estrés significa que todos tienen que desarrollar su propio plan para gestionarlo. Sin embargo, el estrés puede ser un maestro y un motivador si aprendes a canalizarlo correctamente con estos 4 pasos:

4 pasos para canalizar el estrés

  1. Comienza por conocerte a ti mismo.
  2. Aprende qué es lo que más te estresa. Es parte del proceso.
  3. Una parte importante de la competencia de gestión del estrés es aprender a usarlo para tu propio beneficio. El estrés ofrece mucha fuerza y energía. Puede favorecer la atención y la concentración.
  4. Establecer hábitos como hacer ejercicio, practicar mindfulness y comer sano son las mejores herramientas que tenemos para mantener nuestro cuerpo en una condición inmejorable.

2. El entrenamiento reduce el estrés

5-consejos-para-reforzar-nuestra-salud-mental

Cualquier forma de actividad física puede ayudar a aliviar el estrés y la frustración. El ejercicio conduce a un aumento de la excreción de las hormonas que inducen la felicidad, como la dopamina, la serotonina y las endorfinas, y, de esta manera, reduce el nivel de la hormona del estrés, el cortisol.

Los efectos de todo esto no solo se sienten en el momento; hacer ejercicio regularmente durante un período de tiempo puede significar que estas hormonas permanezcan en un nivel permanentemente más alto (o más bajo, en el caso del cortisol), lo que aumenta su resistencia al estrés.

Algunos estudios han demostrado que cuanto más frecuentemente entrena una persona, más probable es que diga que el ejercicio le ayuda a sobrellevar el estrés. "Estos resultados tienen mucho sentido, ya que ejercitarse después de un día difícil puede ser un calmante muy efectivo, especialmente porque aumenta estos importantes niveles de endorfinas", explica John-Francis Kennedy, especialista de entrenamiento de Freeletics.

Recuerda que entrenar regularmente aumenta la condición física, mejora la fuerza muscular y la resistencia y aumenta la capacidad cardiovascular. Con el ejercicio frecuente, las actividades diarias se vuelven un poco más fáciles de completar y podemos desarrollar orgullo en nuestra apariencia y capacidades físicas. No hay mejor sensación en el mundo que superar tus retos o completar un ejercicio que no pudiste hacer antes. Ponerse en forma y ser fuerte es algo que valoramos muchísimo, independientemente si somos conscientes de ello o no.

3. Practicar la atención plena

Uno de los aspectos claves de la atención plena consiste en estar presente y comprender la utilidad de un ejercicio o de una actividad. La atención plena es una herramienta muy poderosa que se puede practicar tanto en el deporte como en el día a día. La idea es estar totalmente presente en el momento, o, en otras palabras, permitirte sencillamente ser.

En la práctica, la atención plena implica enfrentarte a todos tus pensamientos, incluso a los más negativos. Y cuando estos pensamientos negativos aparecen, identificarlos, aceptar las cosas que no puedes cambiar y centrarte en lo que puedes conseguir. Este cambio sencillo en la concentración puede ayudarte a desarrollar competencias de adaptación positivas que harán maravillas para tu bienestar general y frente al estrés. Intenta tomarte al menos unos 5-10 minutos al día para realizar un ejercicio de respiración cuadrada, o una breve caminata de meditación guiada, lo que haga sentir mejor a tu cuerpo y mente.

dia-mundial-de-la-salud-mental--recomendaciones-para-reforzar-nuestr

4. Controla la respiración

La meditación y el mindfulness utiliza la respiración para centrar la mente y relajar el sistema nervioso central. Llevar a cabo técnicas de respiración puede tener efectos positivos, tanto psicológicos como físicos. Además, respirar para calmar tu cuerpo te permite optimizar tu ritmo.

5. Desarrolla la conciencia corporal

Ser consciente de la posición de tu cuerpo y darte cuenta de cómo te mueves y cómo ocupas el espacio es una parte importante de la atención plena y no deberías olvidarla, incluso si te mueves rápidamente. Por ejemplo, en cada repetición de un ejercicio, concéntrate en una parte diferente de tu cuerpo, en cómo se mueve y qué sensaciones tienes.

En definitiva, el estrés es simplemente una parte integral de la vida y, en muchas ocasiones, no lo podemos controlar. La clave está en aprender a lidiar con los contratiempos, gestionar el estrés y mejorar la concentración. La próxima vez que sientas agobio, utiliza estos consejos para restablecer el equilibrio en tu vida.

Para seguir todos estos consejos, Freeletics ofrece gratuitamente 14 nuevos cursos para practicar y desarrollar nuestras emociones hasta el 30 de octubre.