Descubre las propiedades y bondades de la calabaza: la superheroína de la despensa

Responsive image

09-10-2020 by Merce Rey
Esta hortaliza de color anaranjado, compuesta principalmente por agua y por potasio, y de tamaño variable es baja en grasas y en sodio, lo que la convierten en un ingrediente esencial para dietas de adelgazamiento, para actuar de barrera frente a la hipertensión y la retención de líquidos. Y por si esto fuera poco, también protege la vista.
 

El 31 de octubre se celebra el día de Halloween en diferentes partes del planeta, una fecha en la que los más pequeños y los grandes de la casa se disfrazan, como si de Carnaval se tratase, pero en esta ocasión las vestimentas están relacionadas con una temática en concreto, la de la oscuridad y el terror: brujas, monstruos, fantasmas, duendes, demonios, meigas, etc. invaden las calles. En esta festividad las calabazas cobran protagonismo engalanándose para la ocasión. Se vacían por dentro para almacenar en su interior una vela con el fin de ofrecer un halo de misterio en el hogar.

Pero este producto, propio del otoño, es mucho más que un elemento ornamental gracias a sus múltiples beneficios, nutrientes y propiedades. Así, si revisamos su composición nutricional podremos observar que 100g de este comestible contiene un 95,9g de agua, 130mg de potasio, 29mg de calcio y gran cantidad de vitaminas, como la A y la C. Otra de sus ventajas es que apenas tiene contenidos grasos (colesterol 0,0g, grasas saturadas 0,1g e hidratos de carbono 2,2g). En definitiva, un alimento a tener en cuenta en las dietas de adelgazamiento, un aliado contra la hipertensión, un refuerzo para el sistema inmune, sobre todo en esta época de resfriados y catarros, un protector de la vista y un gran aliado a la hora de facilitar la digestión.

A los que se unen…

¿Todavía no te han convenido sus virtudes? Pues espérate porque hay más. La calabaza también tiene propiedades antioxidantes, previniendo el envejecimiento prematuro y contribuye a mejorar el sistema cardiovascular, reduciendo el colesterol en sangre. Además, no solo tiene beneficios su pulpa, sino que también sus semillas, para actuar ante los problemas de próstata.

Del huerto a la cocina

Este ingrediente por extraño que parezca no sólo sirve para preparar purés o cremas, sino que da mucho más de sí. Puedes gratinarla al horno con queso, preparar un jugoso bizcocho, elaborar mermelada para untar tus tostadas de pan integral, decantarte por los chips para picotear entre horas o por incorporar sus semillas a las ensaladas. Es cuestión de echar volar a tu imaginación porque si te paras a pensar, este producto que nos regala el otoño es más versátilmente culinario de lo que en un principio pueda parecer. Incluso, puedes añadirlo como complemento de tus tortillas vegetales o ser un ingrediente más en tus guisos, platos de cucharada o salteados. También encaja a la perfección en menestras, con potajes, entrantes como las brochetas o hasta rellena al horno.