Cabañas en el bosque: abraza la naturaleza desde lo alto de un árbol

Responsive image

by Merce Rey  
Desconectar de todo, despertar escuchando sólo el cantar de los pájaros, respirar aire fresco, abrir tu ventana y ver la inmensidad de la naturaleza a tus pies. Son algunas de las bondades del turismo sostenible, que cada vez va ganando más adeptos, y, lo mejor, es que no hace falta salir de España para hacer la prueba.
 

Construcciones en madera, ecológicas, sostenibles e integradas en el entorno, respetuosas con el medio ambiente y con consumo energético reducido, de grandes cristaleras desde las que contemplar el mar, el bosque o la montaña, desde la arquitectura más rústica a la más minimalista, así son las cabañas en el bosque. Su finalidad es albergar a los viajeros que huyen del turismo masificado, buscan un remanso de paz en el que poder relajarse y estar tranquilos, sin preocupaciones. Una reinvención de las clásicas cabañas del árbol, como si fuesen sacadas de una película de ciencia ficción o de los libros de aventuras que leías en tu niñez, adaptadas a los nuevos tiempos y algunas de ellas con todo lujo de comodidades.

Jardines privados o terrazas exteriores, jacuzzis de ensueño o piscinas infinitas en las que darse un baño relajante, poder ver la puesta de sol, contemplar las estrellas, leer tu libro favorito, escuchar música o simplemente no pensar en nada. Equipadas de climatización, sistemas de calefacción como puede ser una chimenea, agua caliente, mobiliario, cocina con vitrocerámica, microondas, frigorífico y menaje, televisión, Wifi, etc. Toda una experiencia de alojamiento única y natural para disfrutar en solitario, con tu pareja, acompañada de amigos o de familiares. La compañía la eliges tú. Y si tienes mascota no te preocupes, hay cabañas que permiten hospedar a tus animales de compañía con un recargo adicional.

cabanas_bosque_abraza_9578_20201023115023.png (600×400)

Photo by Egidijus Bielskis on Unsplash.

Una estancia completa
Si eres amante de la arquitectura, del buen descanso o te gusta probar cosas nuevas eligiendo un hospedaje diferente. No lo dudes porque no te arrepentirás. Además de darte ese merecido respiro también podrás aprovechar para realizar rutas de senderismo, en bicicleta o a caballo por el entorno, excursiones arquitectónicas u ornitológicas, practicar kayak, piragüismo, puenting, o incluso hasta surf o yoga, o simplemente salir a correr rodeada de árboles, o preparar un improvisado pícnic, entre otros. En algunos casos también podrás degustar hasta la gastronomía de la zona o deleitarte con un buen desayuno campero.

En otras ocasiones, hay disponibles servicios adicionales para que tu estancia en la cabaña sea más completa. Por ejemplo, para crear un ambiente más íntimo si vas en pareja podrás pedir que te pongan pétalos sobre la cama, una botella de cava, bombones, un ramo de rosas, velas aromáticas, etc. Tampoco tendrás que preocuparte por la limpieza de la habitación o del baño porque muchas ofrecen este servicio, así como el cambio de sábanas, del gel y de champú. Ni siquiera pensar dónde aparcar el vehículo, ya que incluyen un espacio reservado en el que poder estacionar tu coche.

FOTO PRINCIPAL.: Photo by Vladimir Ya on Unsplash.