De escapada: ruta por las costas de España

Responsive image


Si algo queda demostrado en la topografía española es que no hace falta viajar lejos para disfrutar de paisajes bonitos y rincones espectaculares. A lo largo de los casi 8.000km de costa que rodean nuestras ciudades, aguardan algunas de las playas más bonitas de Europa. Nos vamos de escapada y ruta por las costas de España.
 

Fijándote en el mapa, te darás cuenta de que tienes el mar más cerca de lo que crees: solo hace falta doblar la esquina para encontrar aguas cristalinas, arena blanca y fina, paseos marítimos con las puestas de sol más bonitas del mediterráneo…

¿No sabes donde encontrar estos pequeños paraísos? A la mayoría de ellos puedes acercarte en tu propio coche, pero también hay algunas pequeñas calas que son el secreto de los locales, las cuales requieren un descenso a pie ¡que vale mucho la pena!

La paz de las islas

Es imposible pensar en playas sin tener en cuenta las Islas que reposan cerca de la Península. Menorca cuenta con dos de las calas más fotogénicas, tranquilas y turquesas del imaginario español.

Las calas Macarella y la Macarelleta, en las Islas Baleares, atraen cada año miles de visitantes pero solo quiénes tienen experiencia, saben que el secreto para coger un sitio cercano a la orilla es madrugar, pues el camino hasta la arena es sencillo pero bajo el sol abrasador del mediodía puede hacerse árduo. Visítalas para disfrutar múltiples rincones de agua cristalina llenos de peces y acantilados repletos de pinos que parecen estar a punto de caer al agua.

Ibiza, por su parte, también ofrece un punto de vista tranquilo y relajante alternativo a las fiestas si sabemos donde ir. ¿Conoces Playa d´en Bossa y Es Cavallet? La primera, con 2km de playa, es la más larga de Ibiza y a su alrededor podemos encontrar restaurantes como los populares Bora Bora, el Sirocco o el local de Sands y Nassau. La segunda, considerada una de las playas nudistas más bonitas de España, se encuentra en plena Reserva Natural de Ses Salines, cosa que la convierte en un espacio de ensueño salvaje y natural.

Cataluña y sus rincones

Tras haber repasado las Islas, parece imposible seguir hablando de playas sin citar los rincones de la Costa Brava. L´escala, Blanes, Cadaqués, Tamariu, Sant Pere Pescador… todos ellos pueblecillos pesqueros que merece la pena visitar mediante una ruta en coche por la costa. Todas cercanas y aún así muy diferentes, pues hay algunas en las que puedes andar varios minutos sin llegar a hundir los muslos y otras en las que a los dos pasos, el agua te cubre la cabeza.

de-escapada-ruta-por-las-costas-de-espana

En estas últimas, como es el caso de la playa de Santa Cristina en Lloret de Mar, puedes relajarte sobre una colchoneta con la tranquilidad de no chocar con nadie o retar tu estilo al nadar yendo hasta la boya más lejana. Aun así, no te descuides o al abrir los ojos ¡llegarás a la playa contigua a causa de la corriente! La presencia de medusas es inusual y hay muchas actividades disponibles para disfrutar al máximo la experiencia: kayaks, pádel surf e incluso atracciones en grupo donde las risas y los chapuzones están asegurados.

La calidez de Andalucía

Almería y Huelva son muy conocidas por la amabilidad y salero de sus habitantes, por ello visitar sus playas es siempre un placer. La playa de los Genoveses, situada en el Parque Natural Cabo de Gata, tiene la belleza característica de las playas vírgenes: dunas doradas de arena fina y las características chumberas y pitas de la zona. La playa de Matalascañas por su parte, es una de las más grandes de la Costa de la Luz y conserva un ambiente familiar muy atractivo.

Una de sus características más reconocibles es la peculiar roca que sobresale en la orilla, que se trata de la antigua Torre de la Higuera, construcción que solía proteger el litoral de ataques hasta que en 1755 el fuerte maremoto de Lisboa consiguió derruirla.