Todo sobre los (muchos) beneficios de los aceites esenciales

Responsive image

by María Robert 
Conciliar el sueño, calmar los dolores, eliminar el acné… Conoce los beneficios de la aromaterapia
 

La aromaterapia está catalogada como una de las prácticas más antiguas de medicina y cosmética: es necesario remontarse al 3.500 a.C para conocer los orígenes de su uso. Las civilizaciones chinas y egipcias ya aprovechaban las propiedades curativas de los aceites esenciales fabricando pomadas `milagrosas´, y las clases sociales más altas los usaban para su cuidado personal. También servían para embalsamar a los muertos y para fines espirituales.

Milenios más tarde, los griegos heredaron el conocimiento sobre el potencial de algunas flores y plantas. Hipócrates, el padre de la medicina, prescribía a sus pacientes masajes con aceites esenciales, considerando que ayudaban a la longevidad. Y tanto los romanos como los árabes continuaron con estas enseñanzas. Con lo cual, tenemos mucho que aprender sobre todos ellos.

En los últimos años los aceites esenciales se han vuelto a convertir en parte integral de nuestra vida. Respecto a sus aplicaciones, poco ha cambiado: desde agentes saborizantes a, sobre todo, esencias de productos cosméticos.

¿Qué son?

Como recoge la `Guía sobre aceites esenciales en productos cosméticos´, pueden estar compuestos de varias sustancias, normalmente mezclas de ingredientes vegetales líquidos, volátiles y liposolubles o de sustancias aromáticas sintéticas con una fragancia característica. Al contrario que los aceites grasos, los aceites esenciales se evaporan.

A tener en cuenta también es que su uso seguro en productos cosméticos depende tanto de la calidad de las materias primas utilizadas como del método de extracción empleado para obtener el aceite esencial neto. Por ese motivo, deben tener identificadas sus características físicas y químicas y almacenarse en contenedores herméticos, bien llenos y protegidos de la luz.

Asimismo, muchas extracciones que no se consideran tóxicas pueden tener efectos perjudiciales en ciertas cohortes de personas (ancianos, mujeres embarazadas y en niños). Igualmente se recomienda probarlos en una pequeña zona de la piel para detectar posibles alergias.

Propiedades y usos

Ahora bien, con las debidas precauciones, puedes sacarle muchísimo provecho a sus propiedades acorde a tus necesidades. A continuación te especificamos algunos de los aceites más comunes y los usos que mejor le van.

Si te cuesta conciliar el sueño, hay cuatro compuestos que te pueden facilitar a dormir como un bebé. Son los de mandarina, manzanilla romana, lavanda y mejorana.

Contra el dolor

Otra función es la de calmar el dolor, porque cuentan con unos mecanismos de acción concretos que les proporcionan especial afinidad por determinados tejidos. Así que hay un aceite esencial para cada tipo de dolor, y son totalmente compatibles con los fármacos convencionales. Toma nota. Para los dolores menstruales se recomienda el de albahaca exótica, mientras que el más utilizado para el dolor de cabeza es el de menta del campo. Si por el contrario, tienes una contractura, una tortícolis o alguna otra molestia muscular, intenta aliviarla con el aceite esencial de romero quimiotipo alcanfor.

Por otro lado, gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, algunos aceites esenciales son muy efectivos para deshacerte del acné. Si este problema te trae por la calle de la amargura (más ahora con el uso continuado de las mascarillas), quizá el aceite de árbol de té, el de bergamota, el de orégano, el de lavanda o el de nim te pueden ayudar a combatirlo.

Ojo, por mucho que nuestros antepasados creyeran que sus efectos eran milagrosos, sabemos que no es así. La aromaterapia es una cuestión a largo plazo. Pero puede convertirse en una gran aliada para tu día a día.