¿Tu ropa siempre a mano? Ordénala por colores

Responsive image

by J.Lizcano
A punto de prepararte para la cita del año y no encuentras tu blusa preferida. Y por más que miras y miras en el armario, no está. Tranquila, eso nos pasa a todas. Pero desde Esvivir.com vamos a proponerte un cambio en tu armario para que encontrar tu ropa favorita a la primera sea mucho más fácil.
 

¿A quién no le gusta tener un armario ordenado, con todo a mano, a la vista? Sí, ya sabemos que el día a día es complicado y después de tantas horas de trabajo, llegas a casa y guardas la ropa de cualquier manera, incluso la dejas tirada en el sofá o en la silla de la habitación. Pero poner en orden los abrigos, las camisetas, los pantalones y todo lo demás va a resultarte más sencillo en cuanto pongas en práctica unos sencillos consejos. Además, ¡piensa en lo bonito y ordenado que va a quedar todo! Parecerá que tienes más ropa.

Para aprovechar mejor el espacio que tienes en tu armario, lo primero que debes hacer es utilizar perchas finas y, si es posible, del mismo color, para poder colgar, por ejemplo, los tops o camisetas de tirantes. Además, si usas perchas forradas de terciopelo evitarás que este tipo de prendas se caigan. Las perchas también son ideales para colgar shorts y faldas, ya que son prendas complicadas de doblar. Eso sí, deben ser perchas con pinzas porque te permitirán acceder a ellas más rápido.

Después, organiza tu ropa por colores. ¡Haz caso al método Marie Kondo! Tendrás las prendas ordenadas y el impacto visual será tan bonito y agradable que… ¿quién se atreve a modificar los colores del arcoíris? Este orden cromático también te ayudará a encontrar la prenda que buscas mucho más fácilmente: a un lado los colores claros, a otro los oscuros y, por último, los estampados.

Otra de las propuestas que te comentamos, y que las profesionales que se dedican a organizar armarios suelen aconsejar, es colocar tanto la ropa como el calzado por uso. Es decir, las prendas que te pones para diario a un lado y las que usas los fines de semana otro. Así te evitarás tener las camisas para ir al trabajo al lado de las sudaderas que te pones cuando vas a dar un paseo o a tomar el vermú el domingo.

tu-ropa-siempre-a-mano-ordenala-por-colores

Rápido y fácil

Es lo que todas queremos cada mañana cuando abrimos el armario: vestirnos rápidamente y sin tener que pensar mucho ni probarnos muchos looks hasta dar con el definitivo. Pero para eso debemos estar seguras de no cometer los errores que señalamos a continuación:

- Los "por si acaso". Deja de acumular ropa que hace años que no utilizas, porque se ha pasado de moda, que ya no te gusta, que no te sirve… Tener todo mezclado en el mismo espacio no te va a permitir saber realmente qué tienes y qué puedes ponerte. Así que empieza a priorizar y a tirar (o donar) toda esa ropa que ya no usas, para que puedas ver de un vistazo lo que tienes. Será mucho más fácil elegir cada mañana qué ponerte.

- Ah, ¿qué no sabes qué cantidad de ropa tienes? Seguro que eres de las que tiene diez pares de pantalones vaqueros (todos azules), seis sudaderas del mismo color, cuatro abrigos negros…. Saber exactamente cuánta ropa tienes hará que elijas mejor cuando vayas de compras y, después, saber que no repites prendas ni modelito. De esta manera, ni tu ni nadie te verá siempre igual, con el mismo estilo.

tu-ropa-siempre-a-mano-ordenala-por-colores

- Ten en cuenta los colores. Ya hemos hablado antes de lo importante que es colocar las prendas por colores para poder elegir prenda más rápidamente. Pues igual de importante es conocer qué colores te sientan mejor, con cuál de ellos vas más cómoda y qué ropa tienes que tenga esa gama cromática, ¡y que combinen entre sí! Esto te facilitará muchísimo el momento de vestirte y te permite que toda tu ropa resulte más versátil.

Después de leer este post ya solo queda ponerse ¡manos a la obra! Simplifica tu armario y podrás verte bien, guapa y a gusto contigo misma cada mañana. Aparte de que tendrás la sensación de que no repites modelito cada día ni que vas vestida siempre de la misma manera. ¡Ánimo!