14 trucos que te ayudarán a adelgazar

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Si aprendemos a comer bien, evitaremos mantener indefinidamente una insoportable dieta, eliminaremos conductas que engordan y prolongaremos dichos hábitos saludables a medio y largo plazo para mantener el peso óptimo y no volver a engordar.
 

Adelgazamiento local

En ocasiones, lo necesario es adelgazar localmente para eliminar excesos en ciertas zonas del cuerpo, lo que implica un tratamiento especial con cremas o infusiones, por ejemplo.

Lo más preocupante suele ser la celulitis, que debe ser tratada también desde el interior usando principios activos que alcancen capas profundas de la piel: infusiones para reducir (ricas en calcio y extracto de té verde) y remodelar (ricas en glucosamina marina y extracto de corteza de pino). Para reducir caderas y muslos se usa citrus aurantium, que aumenta el gasto calórico y es quema-grasa, así como cacao ingerido o aplicado en la piel en forma de masaje por sus propiedades antioxidantes, suavizantes y anticelulíticas.

Ayuno prolongado

Muchos especialistas señalan que el ayuno prolongado entre comidas engorda, pues el organismo sufre estrés y acumula grasa para momentos en que no tenemos la posibilidad de comer (la genética es determinante).

Comiendo con frecuencia reiniciamos el proceso metabólico, que aumenta su eficacia, prevenimos el aumento de cortisol y evitamos almacenar grasa en la cintura. Por el contrario, si espaciamos mucho las comidas, el organismo consume masa muscular y altera su metabolismo basal.

Así, el aumento del número de ingestas favorece la gestión alimentaria del organismo y evita el almacenamiento en forma de grasa, se incrementa su consumo y se adelgaza por el denominado "efecto dinámico específico".

Trucos para perder peso en poco tiempo y con poco esfuerzo

1-Reduce la sal.

2-Elimina el azúcar. Usa edulcorantes moderadamente.

3-Consume 2 cucharadas de aceite de oliva diarias.

4-Hidrátate adecuadamente. Bebe 2 litros al día (agua, infusiones, zumos naturales, etc.).

5-Cocina al horno, plancha o vapor. Evita los fritos.

6-Come frutas, verduras y hortalizas de temporada, reduciendo el consumo de proteínas de origen animal. En verano, los productos de la huerta son ricos en agua y fibra, que los hace agradables al paladar, fácilmente digeribles y saciantes al mediodía. Deja los alimentos ricos en proteínas (huevos, carne, pescado, etc.) para la cena.

7-No excluyas ningún alimento de la ración diaria, pues todos son necesarios para el organismo. Para adelgazar, debes mantener un consumo racional de azúcares e hidratos de carbono.

8-Mantén un índice glucémico adecuado para evitar la producción de grasa a partir del exceso de azúcar ingerido.

9-Come cinco veces al día pequeñas raciones, pues favorece el proceso digestivo y el consumo de calorías.

10-No te saltes ninguna comida. Es imprescindible que tu organismo "sepa" que va a tener un aporte constante de nutrientes y no almacene grasa para momentos de escasez.

11-Levántate de la mesa con la sensación de poder comer algo más.

12-Muévete. Favorecerás la pérdida de peso y la producción de endorfinas para superar la ansiedad que la dieta produce. Haz ejercicio físico diario: hacer la cama o bajar y subir escaleras te mantiene en forma.

13- Duerme adecuadamente. El sueño libera leptina, que reduce el apetito y quema grasa si la cena ha sido adecuada.

14-Disfruta de cada momento. Come con alegría y no te sientas culpable después de cometer un exceso.