Necesidades de un bebé confinado en sus primeras semanas de vida

Responsive image


Para evitar riesgos durante estos días es importante que tanto los recién nacidos y sus madres limiten, al máximo, las salidas al pediatra y las visitas de familiares. De ahí que resulte imprescindible conocer qué productos básicos debe recibir un bebé para el cuidado de la piel, el baño o la cicatrización del cordón umbilical.
 

La llegada de un bebé a la familia trae consigo un torrente de emociones que van desde la alegría y el orgullo hasta la incertidumbre. Esas dudas, que asaltan a todos los padres, suelen resolverse en las clases preparto o las primeras consultas con el pediatra y también con los consejos de los profesionales farmacéuticos. En la crisis del coronavirus, la preocupación por la salud y el bienestar del recién nacido y de la madre se multiplican. "Por prevención, se deben evitar al máximo las salidas con el bebé y las visitas de familiares y amigos", indica Reme Navarro, farmacéutica y cofundadora de Mifarma. En este caso, la farmacia se convierte en un sitio de referencia para los padres, que encuentran ayuda y asesoría sobre el cuidado del bebé, de ahí que esta labor "la estamos desarrollando en el mundo digital", concluye.

Por ello, el equipo de expertos farmacéuticos de Mifarma ha preparado una lista de consejos con los que acertar a la hora de preparar la canastilla, con el objetivo de ayudar a los estrenados papás sin que tengan que salir de casa.

- ¿Qué necesito para curar el cordón umbilical?: Es esencial mantener la zona del cordón seca y limpia. Para hacer las curas diarias tan solo es necesario contar con alcohol de 70o y gasas estériles.

- ¿Qué preparo para el baño del bebé?: La piel de un recién nacido es hasta diez veces más fina que la de un adulto, por lo que es más sensible y más propensa a irritaciones y descamaciones. Para proteger el manto ácido cutáneo los baños deben ser cortos y los productos a utilizar hipoalergénicos y con pH neutro, formulados específicamente para el bebé. "Lo mejor es optar por una esponja natural, dejar que se seque completamente antes de guardarla y cambiarla a menudo", recomienda Reme Navarro.

Tras el baño, hay que seguir cuidando la piel del recién nacido, secándole con toques de toalla y aplicando después con un suave masaje una loción infantil hidratante.

- ¿Cuál es la diferencia entre crema hidratante y emoliente?: Las cremas y lociones hidratantes aportan agua, por lo que favorecen el equilibrio de la piel del bebé. Por su parte, las cremas emolientes actúan como tratamiento, por ejemplo para calmar las irritaciones en la zona del pañal.

La zona del pañal es especialmente sensible y para evitar irritaciones hay que tener mimos extra. Tras limpiar el culito, y antes de colocar un nuevo pañal, hay que asegurarse de que todos los pliegues están secos. "Así evitarás la dermatitis del pañal, una reacción que produce enrojecimiento de la piel que se puede tratar con cremas emolientes", indican desde Mifarma.

- Mi bebé tiene costra láctea, ¿hay productos específicos?: La costra láctea es una dolencia inflamatoria de la piel que afecta al cuero cabelludo del recién nacido y puede extenderse al rostro. "Es una afección muy común que no produce dolor ni picor y suele desaparecer por sí sola. Para regular la descamación sí podemos usar champús y lociones específicas", aconseja Reme Navarro.