Parir en tiempos del coronavirus: PCR al ingreso y "circuitos limpios" para reforzar la seguridad

Responsive image


Aunque la gestante dé positivo en Covid-19 no existe riesgo de contagio al feto ni durante el embarazo ni tampoco en el momento del parto.
 

La crisis del coronavirus ha traído consigo multitud de preocupaciones para la población en general. En el caso de las mujeres embarazadas, los miedos y las incertidumbres se multiplican: ¿mi bebé correrá el riesgo de contagiarse?, ¿cómo será el parto?, ¿es seguro dar a luz ahora? "En el caso de mujeres positivas para coronavirus, con los datos que disponemos a nivel mundial, no se ha constatado que exista transmisión intrauterina; es decir, no se produce contagio al feto durante el embarazo ni durante el parto", ha asegurado la doctora Yoana Chiverto, del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja. En dicho centro, la compañía ha centralizado la atención al parto en Madrid durante la pandemia y que desde el inicio de esta situación ha ayudado a nacer a más de 200 bebés.

De ahí que el parto se seguro, completamente, tanto para el bebé como para la madre. Las mujeres acceden al hospital para dar a luz a través de un circuito limpio, completamente independiente de la atención a pacientes COVID-19. "Hacemos PCR para el diagnóstico de coronavirus a todas aquellas gestantes (tengan síntomas o no) que vayan a ingresar, tanto para control como para dar a luz. Por su parte, las mujeres que tras dar a luz se encuentren en buen estado, pueden recibir un alta precoz y regresar a su domicilio a partir de las primeras 24 horas postparto", ha explicado la especialista. Pese a ello, no cabe duda de que el embarazo implica una serie de cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden hacer que las gestantes sean más susceptibles a las infecciones respiratorias virales, por lo que las mujeres embarazadas se consideran población de riesgo y deben extremar la precaución para evitar contagios.

Así, los hospitales de toda España están limitando al máximo el número de veces que las pacientes tienen que acudir de manera personal a las consultas. En el caso de los hospitales de Sanitas, los equipos de ginecología han puesto a disposición de las pacientes un servicio de consultas telefónicas y de videoconsultas para solventar sus dudas o incertidumbres.

Pero hay que tener en cuenta que la tranquilidad es uno de los factores clave. "Es importante que las mujeres embarazadas traten de establecer una rutina a pesar del confinamiento, así como un pensamiento pragmático positivo. La vida sigue, las áreas obstétricas siguen funcionando con normalidad y a pleno rendimiento, y se tomarán todas las medidas necesarias para atender de una forma segura y adecuada a la mujer durante todo el proceso de embarazo", destaca la doctora.