publicidad
rusco para mejorar tus varices

Salud,

Rusco para mejorar tus varices

 [13 de enero de 2015 | No hay Comentarios ] Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

¿Tienes problemas circulatorios? ¿Tus piernas hormiguean? ¿Tienes varices? No desesperes. Tiene solución. Acude a tu médico y consulta tu caso. Encontrará soluciones precisas que mejorarán el problema. Y no te obsesiones. Son alteraciones de las venas de las piernas debidas al mal funcionamiento de las válvulas que provoca que la sangre se estanque, se debiliten y dilaten y aparezcan las varices.

Carmen Reija

Debemos diferenciar entre las varices primarias, que son visibles, palpables y superficiales, causan pocos síntomas y plantean escasa gravedad (se incluyen arañas, varículas, estrellas vasculares, etc.) y la insuficiencia venosa crónica cuando se ven afectadas venas profundas o las varices permanecen mucho tiempo sin tratarse causando incluso tromboflebitis.

Hay múltiples factores de riesgo que inducen la aparición de varices: antecedentes familiares, edad, sedentarismo, estar de pie en exceso, multiparidad, obesidad, anticonceptivos, prendas ajustadas, exposición al calor, embarazo, etc.

Las medidas preventivas incluyen: reducir el peso, usar calzado cómodo y con tacón bajo, evitar estar de pie en exceso, practicar ejercicio físico moderado a diario y movimientos que flexionen el pie para activar el bombeo muscular, dar masajes a las piernas desde los tobillos a las rodillas, hidratar las piernas en profundidad, moverse de la silla del despacho (levántate y ponte de puntillas), evitar el sol fuerte en las piernas, elevar los pies para dormir, terminar la ducha con un chorro de agua fría, usar hielo para tonificar, no fumar, no beber alcohol, consumir una dieta adecuada (almendras, brécol, frutos rojos, pescado), etc.

El tratamiento pretende estimular el flujo sanguíneo ascendente para evitar trombosis y eliminar las varices superficiales que presenten insuficiencia valvular. Resulta imprescindible diferenciar si el problema es médico o estético y eso sólo lo puede hacer el especialista. Acude a él para que te indique el tratamiento.

A nivel “natural”, los expertos indican las bondades de una planta que resulta muy útil llamada rusco. Es un arbusto de zonas mediterráneas que presenta unas bayas de color rojo muy tóxicas que pueden causar problemas como vómitos o diarreas, llegando a otros más graves a nivel respiratorio.

Su nombre científico es Ruscus aculeatus del que se utilizan sus hojas y rizomas por sus propiedades saludables. También sus tallos se consumen al natural en ensaladas y debes comprarlos en centros especializados.

Sus componentes químicos (flavonoides, minerales, taninos y vitaminas) le dan sus propiedades características entre las que podríamos destacar que:

-Regula los niveles de ácido úrico, por lo que se utilizaría como coadyuvante para tratar la gota.

-Actúa como diurético, por lo que se emplearía para reducir la acumulación de líquidos, mejorar las cistitis y prevenir problemas genitourinarios.

-Se considera antiinflamatorio y antiedematoso, lo que lo haría muy útil para mejorar la insuficiencia venosa, la sensación de hormigueo por varices, las hemorroides, etc. Resultaría un buen complemento en situaciones de mala circulación.

No recomendado en insuficiencia renal, hematuria, hipertensión, problemas de circulación arterial, hemorragias, tratamiento con anticoagulantes, embarazo, lactancia ni en niños de corta edad. Consulta a tu médico si su consumo es adecuado para ti.