publicidad
realistas de madrid un relato cotidiano de la ciudad

Cultura ,

Realistas de Madrid, un relato cotidiano de la ciudad

 [23 de febrero de 2016 | No hay Comentarios ] Alexis Vicente Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El Museo Thyssen rinde homenaje a un grupo histórico de pintores y escultores realistas que han vivido y trabajado en Madrid desde la década de 1950 y que ha mantenido vínculos formativos, además de relaciones personales y familiares. Francisco López, Isabel Quintanilla, Julio López, María Moreno, Esperanza Parada, Amalia Avia y Antonio López están presentes en una muestra que incluye 90 piezas, entre óleos, esculturas, relieves y dibujos, y lleva por título 'Realistas de Madrid'.

Alexis Vicente

El Museo Thyssen-Bornemisza hace un recorrido por los lugares más icónicos de la ciudad a través de siete artistas realistas que han vivido y trabajado en Madrid: Amalia Avia, Francisco López, Julio López, María Moreno, Esperanza Parada, Isabel Quintanilla y Antonio López. La exposición incluye óleos, esculturas, relieves y dibujos, procedentes de las colecciones de los propios artistas, de instituciones internacionales y de colecciones particulares, sobre todo de España y Alemania, y está comisariada por Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen, y María López, hija de Antonio López.

La exposición consta de tres bloques: Del bodegón a la ventana, Patio y calle y La figura. En el recorrido se presentan obras de esta generación contemporánea de artistas en el que se remarcan los puntos que tienen en común tanto en la elección de los temas como en la forma de abordarlos, unos nexos que se ven reforzados por las relaciones tan estrechas que les unen, ya sean personales, familiares o de amistad, así como por las coincidencias en la formación académica recibida. La intimidad del espacio doméstico es el punto de partida de la muestra con obras en las que "el ser humano está siempre presente, pero no se ve, sólo están sus huellas", como explicó Guillermo Solana durante la presentación de la muestra.

La primera parte reúne una selección de naturalezas muertas. El recorrido continúa por el interior de la casa con la representación de largos corredores, a veces oscuros e inquietantes, con puertas laterales que comunican estancias y ventanas que dejan adivinar tímidamente el mundo exterior. Son espacios que pueden parecer claustrofóbicos y en los que se plantea un sutil juego entre interior y exterior, en una especie de atrincheramiento en el calor del hogar, en el refugio privado, que poco a poco se va abriendo hacia afuera.

Aunque la vida de este grupo de artistas haya sido fundamentalmente urbana, en su obra evocan a menudo entornos rurales con un cierto sentimiento de nostalgia. El siguiente apartado de la exposición está dedicado a la figura humana más monumental, a los grandes proyectos escultóricos concebidos para espacios públicos. El final del recorrido tiene como protagonistas las vistas urbanas, principalmente de Madrid. 

Hasta el 22 de mayo de 2016. Museo Thyssen-Bornemisza ;Paseo del Prado, 8 (Madrid); Metro: Atocha. De martes a viernes de 10:00 a 19:00, sábados de 10:00 a 21:00 y domingos de 10:00 a 19:00. Lunes, cerrado. Entrada general: 12€, Reducida: 8€ y Gratis: desempleados y menores de 12 años.