publicidad
el aceite de oliva y sus beneficios

Nutrición y Dietética, Gastronomía y Enología,

El aceite de oliva y sus beneficios

 [29 de febrero de 2016 | No hay Comentarios ] Nutrición Sin Más Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

La mayoría de expertos en nutrición coinciden en que el aceite de oliva posee una gran variedad de beneficios para la salud. De hecho, se le considera la grasa más saludable del planeta y se le ha asociado con la prevención de muchas enfermedades.

Nutrición Sin Más

¿Qué es el aceite de oliva?

El aceite de oliva es un aceite vegetal que se obtiene a partir del prensado de aceitunas, los frutos del olivo. La calidad del mismo depende del método de extracción utilizado y el uso de químicos u otros aceites con los que se puede mezclar. El aceite de oliva de mejor calidad es el aceite de oliva virgen extra, extraído con métodos naturales sin químicos y caracterizado por su pureza, sabor y aroma únicos. El aceite de oliva convencional, refinado o light es aquel que se obtiene a través del uso de calor o determinados solventes y se mezcla con otros aceites.

Valor nutricional

100 g de aceite de oliva virgen extra contienen:

  • Vitamina K: 75 % de la cantidad diaria recomendada (CDR).
  • Vitamina E: 72 % de CDR.
  • Grasas monoinsaturadas: 73 % (la mayoría es ácido oleico).
  • Grasas saturadas: 13,8 %.
  • Omega 6: 8,7 %.
  • Omega 3: 0,76 %.
  • Numerosos antioxidantes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué beneficios te brinda el aceite de oliva?

El excelente valor nutricional del aceite de oliva es el responsable de las poderosas propiedades y beneficios que aporta a la salud:

Reduce la inflamación

El antioxidante denominado oleocantal es el principal responsable de las propiedades antiinflamatorias del aceite de oliva, con efectos similares al fármaco ibuprofeno. Por otro lado, el aceite de oliva también disminuye la expresión de genes y proteínas que intervienen en la inflamación.

Protege contra enfermedades cardíacas

Varios estudios han revelado que el aceite de oliva puede reducir en un 30 % el riesgo de infartos, accidentes cerebrovasculares y muerte.

¿Cómo actúa el aceite de oliva en la prevención de enfermedades cardiovasculares?

1. Reduce la inflamación.
2. Protege al colesterol LDL de la oxidación.
3. Mejora la función endotelial, el tejido que reviste todos los vasos sanguíneos.
4. Previene la coagulación.
5. Disminuye la presión sanguínea alta.

Puede combatir el cáncer y el Alzheimer

El aceite de oliva es muy rico en antioxidantes, cuya función es proteger al organismo de la oxidación que producen los radicales libres, un factor de riesgo del cáncer. Además, su contenido en ácido oleico también protege contra la oxidación y tiene efectos beneficiosos en genes ligados al cáncer. Por otro lado, un estudio ha descubierto que una sustancia presente en el aceite de oliva puede ayudar a eliminar las placas amiloides que se desarrollan en el cerebro de un paciente de Alzheimer. No obstante, aunque existen pruebas de que el aceite de oliva puede combatir el cáncer y el Alzheimer, se necesita confirmar sus efectos en seres humanos.

¿Es apto para cocinar?

Dependiendo de la composición, unas grasas son más resistentes al calor que otras. Los ácidos grasos se componen de dobles enlaces que reaccionan con elevadas temperaturas, oxidándose y volviéndose nocivos. A mayor número de dobles enlaces, menor resistencia al calor y más daño oxidativo. Dicho esto, el aceite de oliva es bastante resistente al calor, pues se compone mayoritariamente de ácidos grasos monoinsaturados, los cuales están formados por un único doble enlace. Además, existen varios estudios científicos que confirman la resistencia del aceite de oliva al calor. Por consiguiente, podemos concluir que el aceite de oliva es apto para cocinar.

Pilar de la conocida dieta mediterránea, el aceite de oliva es el complemento perfecto para añadir a tus platos y sacar el máximo partido a sus propiedades. Como aliño en ensaladas, condimento de comidas, para cocinar,… todas son excusas válidas para incorporarlo a tu alimentación.