publicidad
coacutecteles de verano para mantener el tipo

Nutrición y Dietética,

Cócteles de Verano para mantener el tipo

 [10 de junio de 2016 | No hay Comentarios ] Mayte Martínez Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Disfrutar del verano y lucir tipazo es posible, incluso tomando alguna copa. Con estos trucos, las puedes aligerar sin miedo a aburrirte.

Mayte Martínez

Todos los años lo mismo. Nos ponemos a dieta y hacemos ejercicio para estar 100% sanos y lucir de tipazo en vacaciones y en pocos días o nos estresamos por seguir ‘en línea’ sin tomar ni una triste cerveza o nos pasamos y todos nuestros esfuerzos y sacrificios caen por la borda. Las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto de Clínica Mira+Cueto, nos dan algunas claves para no deshidratarnos sin tener que beber sólo agua. No renuncies a los guilty-pleasures del verano.

Intentar seguir una dieta estricta durante las vacaciones- comenta la Dra. Mar Mira- es algo psicológicamente inviable y perjudicial para el relax: en la mayoría de los casos son días que se pasan en la playa acompañados de visitas a restaurantes/chiringuitos imprevistos y, en consecuencia, no puede llevarse a cabo un control ‘tajante’ sobre lo que ingerimos. Pero eso no supone que no tengamos cierto control y podamos seguir pautas más relajadas que nos ayuden a mantenernos sin evitar que disfrutemos de gran parte de los manjares y tentaciones que ‘nos sirve’ el verano”.

Después de haber estado durante una temporada controlándote con el alcohol, la Dra.Mar Mira no se atreve a aconsejarnos ‘cerrar el pico’ con las bebidas con graduación, “decir ‘no te tomes una caña, una copa o dos de vino o unos cócteles’ en verano es como decir ‘no te abrigues’ en invierno. Eso sí, si quieres seguir luciendo tipazo hay que seguir un cierto control con el líquido espirituoso que ingieres”. Toma nota:

Cerveza. Tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo: es baja en sodio (una caña contiene 9 mg) –evita derrames cerebrales y problemas renales-, tiene un alto contenido de hidratación, está compuesta en un 93% de agua, alto nivel de potasio, que unido al bajo de sodio hace que sea una bebida diurética, prevención cardiovascular, vitamina B –que es esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células, previene enfermedades óseas gracias a su contenido en silicio, magnesio y fósforo, mejora los síntomas de la menopausia y retrasa el envejecimiento.

Vino blanco. Una copa (148 ml) de vino blanco aporta sólo 84 calorías. Así que puedes tomarte incluso dos.

Daiquiri. Puede prepararse suplantando el azúcar con edulcorante y será una versión light con menos contenido calórico pero igualmente sabroso.

Margarita. “Es otro cóctel que, como el daiquiri, lleva azúcar que, unidas a las calorías del tequila, dan como resultado una bomba calórica. Por ello, puede reemplazarse ésta por edulcorante y para decorar el borde de la copa utilizar sólo pulpa de limón y una rodaja de éste en vez de azúcar”, señala la Dra. Mira.

Caipiriña. Apunta el consejo de Mar: “pide que te la preparen sin azúcar, con edulcorante, ya que la caña tiene un alto contenido de alcohol y en consecuencia de calorías”.

Piña colada. Un vaso de este cóctel contiene 230 calorías; tiene azúcar, las calorías de la crema de coco y el alcohol... Un día a la semana te lo puedes permitir pero no abuses.

Champagne. Dentro de ‘las sofisticadas’ es la que menos calorías contiene: una copa aporta sólo 84 calorías, mientras que un Martini, por ejemplo, 139.

Mojito. “Es el cóctel del verano por excelencia y lleva tan sólo dos cucharadas de azúcar, pero tiene un gran aporte calórico. Haz lo mismo que con la Piña Colada, no abuses de él si quieres conservar ese tipazo”, sentencia la Dra. Mar Mira.