publicidad
de senderismo por la isla de la palma

Viajes y Escapadas, LifeStyle,

De senderismo por la isla de La Palma

 [07 de diciembre de 2016 | No hay Comentarios ] Victoria Carmona Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

La Palma ofrece a sus visitantes un sinfín de posibilidades para disfrutar del senderismo. Fáciles, difíciles o de aventura, el tipo de sendero lo elige el viajero. Laurisilva, costa o pinillo, la superficie la pone la Isla Bonita.

Victoria Carmona

La intención es moverse por este paraíso, recorrerlo, admirarlo, conocerlo, experimentarlo y sentirlo. La Palma se impone como un auténtico espectáculo que descubre esta joya del Atlántico, a través de los pasos del visitante.

Adentrarse en La Caldera

Un recorrido de cuatros horas de duración a través del PR LP 13, con salida desde el Mirador de los Brecitos, se desciende durante hora y media hasta el corazón de la Caldera de Taburiente, el Parque Nacional de La Palma. Una vez allí, uno de los mayores placeres es un íntimo baño en sus aguas con las vistas al Parque. El final de este recorrido por la Caldera conduce al senderista por barrancos, como el Roque Idafe o el de las Angustias, y por la Cascada de Colores, un auténtico espectáculo de la geología.

Desde Villa de Garafia parte el sendero PR LP 9.2 que nos llevará a perdernos en la Caldera del Agua desde el Parque Cultural de la Zarza y la Zarcita. Este adentra a los caminantes en un genuino templo de la naturaleza que persiste hasta la Cruz del Gallo y como si atravesáramos un túnel de vegetación, llegamos hasta Don Pedro, uno de los rincones más tradicionales de la Isla Bonita.

Caminar entre volcanes

El camino de largo recorrido GR 131, también conocido como el Bastón, pasa por la espina dorsal de La Palma. La tercera etapa, conocida como la Ruta de los Volcanes, invita a sentir la energía que emana de las entrañas de la tierra. Durante 24 kilómetros es posible descubrir toda la historia volcánica de la isla. Además, el viajero podrá adentrarse en los cráteres y observar los restos fósiles que las últimas erupciones han provocado, siempre rodeados de unas vistas incomparables.

Pasear entre laurisilva o almendros en flor

Los senderos PR LP 6 y PR LP 5.1 son su máximo exponente. Helechos, barbusanos, tilos y otras especies de vegetación autóctonas custodian a los aventureros durante el recorrido. Además, todo ello está amenizado por el sonido de las aves autóctonas. Por su parte, el LP 64 lleva a los visitantes por las fuentes de Puntagorda y por toda la historia de este municipio, que cobra especial belleza si se hace en la época de los almendros en flor (finales de enero-principios de febrero).

Cruzar imponentes barrancos o elegir los dragos

El Tablado, Franceses, Don Pedro y Gallegos son cuatro de los municipios más pintorescos de La Palma, donde se conserva al cien por cien la tradición isleña. Separados por imponentes y escarpados barrancos, el trayecto que los atraviesa se reconoce como un auténtico desafío. Y si queremos conocer los dragos; éstos se pueden admirar desde diversas ubicaciones, siendo Buracas el entorno ideal para caminar

De norte a sur

Con forma de bastón, el sendero de largo recorrido GR 131 atraviesa La Palma de norte a sur. Su segunda etapa recorre toda una zona de grandiosas vistas y de inusual belleza. Además, partiendo desde el Roque de los Muchachos hasta el Pico de la Nieve, se viajará a través de las nubes. Más adelante, el senderista puede continuar recto hasta el Refugio del Pilar o bien descender por el PR LP 3 hasta la carretera que sube al famoso Observatorio.