publicidad
propiedades que desconoces de las cerezas

Nutrición y Dietética,

Propiedades que desconoces de las cerezas

 [01 de julio de 2019 | No hay Comentarios ]Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Ha llegado el momento de disfrutar de una de las frutas que todos preferimos. Resulta deliciosa y es muy saludable. La mejor época para su consumo coincide con el aumento de temperatura que se produce en estos meses. Es una fruta muy refrescante que nos ayuda a mitigar el calor a cualquier edad y en cualquier situación. Solo es necesario lavarlas adecuadamente con agua fresca. Aprovecha que están en sazón y su precio es asequible.

Carmen Reija

Botánicamente se cataloga como el fruto de numerosos árboles del género Prunus. En España, el más frecuentemente cultivado es el Prunus avium por su potente sabor y características de cultivo adaptadas a nuestra latitud. También podemos encontrar otras especies procedentes de diferentes países.

A nivel nutricional destaca su contenido en vitaminas (C, E y ácido fólico), agua, fibra, fitoquímicos antioxidantes (betacarotenos principalmente) y minerales (potasio, hierro y magnesio en elevada proporción). Se considera una fruta hipocalórica pues su contenido en azúcar es reducido y 100 gramos de cerezas aportan 25 calorías.

Se le reconocen propiedades asociadas a su composición química. Destacaría:

-Se considera que previene la pérdida de memoria por lo que se cataloga como un alimento interesante para el cerebro.

-Resulta muy útil como relajante y para regular el ciclo sueño-vigilia (alterado en quienes padecen insomnio) por su contenido en melatonina y triptófano

-Presenta una elevada proporción de acido fólico, fundamental para el buen funcionamiento del organismo y, en especial, para las embarazadas.

-Es interesante para mejorar la visión porque protege la funcionalidad de los capilares retinianos.

-La presencia de antocianinas favorece la recuperación muscular tras la práctica de ejercicio.

-El potasio favorece el mantenimiento de cifras adecuadas de tensión arterial.

-Pueden consumirlas los diabéticos porque su contenido en azúcar no es elevado (100 gr. de cerezas proporcionan 10 gr. de azúcar, cantidad similar a la que aporta el kiwi, la manzana o la pera).

-El aporte calórico de una docena de cerezas es de 25 calorías, por lo que no es necesario excluirlas de tu menú si sigues una dieta para perder peso.

-Presenta una elevada cantidad de antioxidantes (betacaroteno entre otros), fundamentales para evitar el envejecimiento celular.

-Se considera depurativa (ideal para eliminar las toxinas acumuladas) y anticelulítica (perfecta para reducir la retención de líquidos).

-También se relaciona con la prevención de la osteoporosis, la mejora de la anemia ferropénica, la formación integral de los dientes, la reducción de sofocos en la menopausia, etc.

Si las adquieres en temporada (primavera y verano), su contenido nutricional y su precio estarán bien equilibrados y resultarán adecuados. Elígelas maduras (color rojo brillante) pero que resulten duras al tacto y con el rabo verde. Si pospones su consumo, guárdalas en la nevera porque el calor las hace madurar más rápido. Es importante lavarlas en profundidad justo antes de consumirlas porque su piel conserva compuestos químicos utilizados para su cultivo (pesticidas, abonos, etc.) nocivos para la salud. No es necesario pelarlas y no debes tragar el hueso.

A pesar de que la mejor opción para consumirlas sería en fresco y lavadas simplemente con agua, también pueden añadirse a una ensalada o al gazpacho. Además, puedes incluirlas si preparas un zumo en licuadora, en un batido si las mezclas con leche, una macedonia, con yogur o para elaborar mermeladas.