publicidad
la realidad virtual llega a la consulta del ginecologo

Tecnología,

La realidad virtual llega a la consulta del ginecólogo

 [09 de julio de 2019 | No hay Comentarios ]Guillem Alsina Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Practicar intervenciones delicadas hasta la saciedad para ganar el pericia es la gran utilidad que tiene la tecnología de la realidad virtual tanto para el profesional consagrado como para el estudiante.

Guillem Alsina

La histeroscopia (endoscopia intrauterina) no deja de ser una intervención rutinaria para el profesional profesional de la ginecología, que va mejorando con la práctica. Pero para el estudiante novato no lo es tanto, y dado que un error en su realización puede conducir a complicaciones tardías como cicatrizaciones y adherencias dentro de la cavidad uterina (síndrome de Asherman), es natural buscar vías de simular la intervención para tomar experiencia sin arriesgar la integridad de ninguna paciente.

Y ahí es donde entra en juego la realidad virtual, una disciplina que como su nombre ya nos deja a entender, permite simular entornos reales a gusto del consumidor.

La técnica de histeroscopia ecográfica virtual en 3D para entrenar a los ginecólogos y futuros ginecólogos, fue desarrollada por el doctor Jan Tesarik, y permite estudiar la cavidad uterina sin tener que entrar en ella con instrumentos punzantes.

la-realidad-virtual-llega-a-la-consulta-del-ginecologo

La realización de estas exploraciones virtuales no soluciona los problemas, sólo permite detectarlos, de forma que si se ve algo durante la exploración, se hará necesario una histeroscopia real con material convencional, lo que no quita que la nueva técnica que echa mano de la realidad virtual permita reducir en una cifra considerable el número de intervenciones, aunque seguirá dotando de la experiencia a los médicos y a los estudiantes.

Según un estudio citado por la clínica de reproducción asistida molecular y genética MAR&Gen, los simuladores virtuales constituyen una excelente herramienta para incrementar la calidad del trabajo de los médicos que llevan a cabo la histeroscopia, siendo valorada incluso por aquellos profesionales con años de experiencia a sus espaldas, y no sólo por los jóvenes estudiantes a los que falta la experiencia de horas y horas dedicadas a este tipo de operación.

La simulación en un entorno 3D virtual tiene ventajas sobre los simuladores tradicionales "físicos", en el sentido de que es posible simular las sensaciones percibidas por la paciente y, de esta forma, también sus reacciones, convirtiéndose en un instrumento "vivo" que permite una mejora muy superior en la técnica que cualquier otro método de "entrenamiento".