Descubre la maderoterapia, una técnica milenaria natural para combatir la celulitis

Responsive image

by María Robert 
Actualmente su uso se ha extendido también a fines estéticos, como reafirmar y tonificar el cuerpo, tratar la celulitis y reducir centímetros
 

La maderoterapia como terapia holística se remonta a las culturas orientales de hace miles de años, quienes la exploraron para aliviar los dolores musculares y recobrar el equilibrio energético y mental. Tal es su eficacia que a día de hoy su uso se ha extendido a fines estéticos, como reafirmar y tonificar el cuerpo, tratar la celulitis y reducir centímetros.

Como su propio nombre indica, este tipo de masajes alternativos se basa en el uso de herramientas de madera diseñadas anatómicamente, que hacen que el procedimiento sea 100% natural, evitando por tanto cualquier tipo de reacción alérgica.

Para cuerpo y mente

Además, la ventaja de utilizar instrumentos de madera especialmente diseñados es que permite una presión intensa sobre la celulitis y la eliminación de los depósitos de grasa junto con otras toxinas. Aplicando la maderoterapia, esta liberación de toxinas estimula el metabolismo para quemar grasas.

Al mismo tiempo, se destruyen las bolsas de celulitis resistentes, disminuye la hinchazón de la piel y se nivela el "síndrome de piel de naranja".

De manera que esta técnica se recomienda para una variedad de usos: relajación del cuerpo y la mente, estimulación del sistema linfático, eliminación de toxinas, acelerar el metabolismo, acabar con la celulitis, quemar grasa, tonificación del cuerpo y reducción de volumen.

Maderoterapia corporal

Si te animas a probarlo, debes saber que el mejor día para el primer masaje de maderoterapia es el segundo día después del final de la menstruación. Los primeros resultados seguramente los notes después de un par de sesiones, pero para efectos reales y a largo plazo, se deben completar al menos tres series de 10 masajes.

También es recomendable realizarlos cada dos días. No te robarán mucho tiempo, suelen durar entre 30 minutos si se tratan solo las piernas y los glúteos, y si se incluyen también el estómago y la cintura, unos 45.

Eso sí, no es aconsejable para mujeres embarazadas, madres lactantes y que recién han dado a luz.

Maderoterapia facial

Otra posibilidad de la maderoterapia es aplicarla como tratamiento de rejuvenecimiento y cuidado facial. De hecho, es la elección perfecta para quienes se ahoguen en estrés, puesto que aparte de prevenir el envejecimiento, se trata de un masaje muy relajante.

Asimismo, además de relajar la mente y los músculos faciales, es bueno para las personas que sufren de migrañas, así como para aquellas que pasan mucho tiempo trabajando frente a un ordenador.

Utilizando instrumentos de madera los especialistas penetran profundamente en la piel para activar los fibroblastos que producirán más colágeno y fibras elásticas. Ciertos movimientos influyen en el tejido muscular, el sistema circulatorio y linfático, lo que aumenta el aporte de nutrientes y oxígeno en las células.

Igual que en el caso de la maderoterapia corporal, cada mensaje individual tiene su propio efecto, aunque si queremos obtener un resultado más notable son recomendables entre seis y diez masajes.