El testimonio de Sara Sálamo sobre el postparto: "es durísimo, no es elegante ni glamuroso"

Responsive image

by María Robert 
Tres días después de dar a luz la actriz ha mostrado su realidad “con una barriga enorme, hojas de col en el pecho para evitar una mastitis y bragas desechables”
 

Sara Sálamo es una actriz todoterreno. A sus 28 años ha trabajado en series como Águila Roja, Aída, B&b, de boca en boca y Brigada Costa del Sol y participado en películas como Todos lo saben, junto a Javier Bardem y Penélope Cruz. Su carrera le ha otorgado una popularidad que ella no desaprovecha, posicionándose desde las redes sociales en muchas ocasiones sobre temas polémicos, como una férrea defensa del feminismo o mostrando su rechazo a las corridas de toros.

Así pues, tan solo unos días después del nacimiento de su segundo hijo, ha querido enseñar sin paños calientes cuál es la realidad de las mujeres en el pueperio.

"3 días después de parir sigo con una barriga enorme, hojas de col en el pecho para evitar una mastitis (el pequeño Piero pide teta cada 20 minutos de día y de noche) y bragas desechables", ha escrito la intérprete acompañando una impactante foto suya frente al espejo en las `stories´ de su perfil de Instagram.

El altavoz de las redes sociales

De la misma forma, explica las razones de querer enseñar esta imagen tan poco frecuente en las redes sociales. "Comparto esta realidad con vosotras porque me parece importante utilizar este altavoz sin maquillaje", relata Sálamo, asegurando que el "postparto es durísimo".

el-valiente-testimonio-de-sara-salamo-sobre-el-postparto-es-durisi

Desmitificando aún más la realidad tras dar a luz, agrega a su contundente mensaje que el postparto "no es elegante ni glamuroso", puesto que "sangramos, lloramos y nos sentimos superadas".

Una realidad invisibilizada

Algo que ella misma no descubrió hasta que tuvo a su primer hijo, Theo, en 2019. "Cuando fui madre primeriza me llevé una enorme sorpresa al descubrir todo esto. Tenía grabado en la retina titulares como `Fulanita de tal se ha recuperado rapidísimo de su embarazo´, mientras lucía una figura esbelta y el rostro sin ojeras", rememora la actriz.

En su opinión, concluye, "puede que haya mujeres que sean la excepción, pero os aseguro que a la mayoría de nosotras nos toca vivirlo tal y como os cuento".