7 dudas cuando te planteas la lactancia materna

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Considerada la mejor opción para el recién nacido, constituye una fuente de nutrientes extraordinaria para él. Las madres que lo deseen pueden practicarla y disfrutar de la experiencia, pero no te sientas culpable si optas por el biberón. Cualquier duda debe ser consultada a los especialistas.
 

Cuando decides darle el pecho a tu bebé se te plantean numerosas dudas que pueden ser resultas con facilidad por el especialista. Destacarían:

1.- ¿Cuánto tiempo puedo dar lactancia materna?

Lo ideal es que el niño permanezca los 6 primeros meses con lactancia materna exclusiva. Pasado ese tiempo sus necesidades nutricionales se modifican, es necesario que tome alimentos que contienen hierro.

A nivel psicomotor, a los 6 meses está preparado para iniciar la administración de alimentos que la complementan.

2.- ¿Cuál es la cantidad normal de tomas?

Tras el nacimiento se inicia el proceso de instauración de la lactancia para alcanzar niveles óptimos de producción hasta las 6 semanas de vida, aproximadamente.

Al principio el bebé necesita mamar muy a menudo (8-10 veces en 24 horas los niños a término y 10-12 veces los prematuros).

Paulatinamente se alcanza un ritmo más pausado en las tomas, con episodios de mayor demanda por parte del bebé. Esto permite adecuar la producción de leche de la madre a las necesidades reales del niño.

3.- ¿Siempre necesita la misma cantidad de leche?

Su crecimiento provoca una mayor demanda de leche en determinados momentos (a las 3 semanas, al mes y medio y a los 3 meses, normalmente). Lo manifiestan claramente. Están más inquietos, lloran más, duermen peor, maman más a menudo, se agarran al pecho, lo sueltan y lloran. Parece que no saben lo que quieren.

4.- ¿Existe la "crisis" de los 3 meses?

En este momento se producen varios acontecimientos enlazados:

-El bebé reclama mamar más a menudo.

-La madre interpreta que tiene hambre y cree que no tiene suficiente leche.

-Muchas madres empiezan a dar biberones, aunque no es la solución adecuada. Lo correcto es intentar adaptarse al bebé. Si pide más pecho porque necesita comer más, lo adecuado es ponerlo más veces a mamar para que aumente la producción de leche materna. Si cambias el pecho por un biberón, no aumentará la producción de leche y empeorará la situación.

5.- ¿Qué es la alimentación complementaria?

Lo que su nombre indica: un aporte complementario de nutrientes que el bebé precisa para su desarrollo normal. Favorece la ingesta de elementos imprescindibles que no pueden ser administrados a partir de la leche materna o de formulación.

6.- ¿Cómo se organizan los pasos de una a otra?

El paso de lactancia materna exclusiva a alimentación complementaria y de ésta a la dieta familiar normal debe ser gradual. No desesperes. Todos los niños lo consiguen en un momento u otro.

7.- ¿Dejo de darle el pecho cuando empieza la alimentación complementaria?

Se debe ofrecer el pecho antes de los otros alimentos para mantener la lactancia el mayor tiempo posible. La leche materna sigue siendo el alimento fundamental del niño hasta que cumpla un año de edad y la alimentación complementaria, es simplemente eso, complementaria a la materna.