Flores de Bach, en la menopausia

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
La menopausia es un momento complicado en el que la mujer se siente presionada y necesita soluciones a la situación que está viviendo por lo que recurre a lo que considera que puede ayudarla. Sea cual sea el problema, la mejor idea es acudir al médico y seguir sus indicaciones.
 

Son muchos los que se inclinan por el uso de "terapias naturales" para mejorar sus problemas personales. En este ámbito se han desarrollado numerosas posibilidades que han sido adoptadas por muchos consumidores.

Una de las opciones que ha ido ganando adeptas en estos últimos años son las Flores de Bach. Extractos de flores que tienen un efecto positivo sobre estados emocionales asociados a diferentes situaciones vitales. Se les atribuye la capacidad de transformar emociones negativas (como el miedo) en positivas.

Son naturales y no se han encontrado efectos secundarios destacables. Pueden aplicarse a diferentes problemas y se han utilizado, incluso, en los niños. Como con cualquier otra "terapia natural" debes consultar al médico antes de utilizarlas.

Fue el Dr. inglés Edward Bach quien promovió la idea de que "la enfermedad es la manifestación física de un malestar de un trastorno ocasionado por una condición mental que altera el equilibrio del cuerpo". Para solucionarlo, ideó entre 1926 y 1934 el sistema de sanación floral que lleva su nombre: 38 remedios obtenidos de 38 flores sin alteración de ningún tipo y, cada una de ellas, útil para un problema específico.

La Flores de Bach se presentan envasadas en botellitas de cristal con un gotero que facilita su administración y dura aproximadamente un mes. La dosis suele ser de 6 gotas cuatro veces al día, eligiendo la toma en función del horario personal. Se pueden tomar directamente a partir del gotero o disolverlas en agua, café o té. Normalmente se utilizan durante tres meses, y sus efectos se perciben en pocas semanas.

Para mejorar los síntomas asociados a la menopausia, se consideran útiles:

1-Mostaza, mejora la tristeza.

2-Olivo, aumenta la energía perdida.

3-Achicoria, favorece el proceso de aceptación.

4-Sclerantus, ayuda en la inestabilidad emocional y los desarreglos hormonales.

5-Alerce, mejora la autoestima.

6-Rosa silvestre, aporta alegría y facilita el deseo sexual.

7-Sauce llorón, para combatir la negatividad.

8-Haya, reduce la intolerancia.

9-Nogal, favorece la aceptación de la nueva etapa.

10-Impatiens, que reduce la irritabilidad.

11-Madreselva, mejora la pérdida de la juventud.

12-Acebo, para mejorar a nivel emocional y reducir los sofocos.

13-Genciana, con propiedades antidepresivas.

14-Manzano silvestre, para aceptar mejor los cambios corporales.

Se recomienda utilizar un "remedio personalizado", elaborado a partir de las flores de Bach indicadas para tratar el problema concreto. Acude a un centro que te ofrezca garantías y control sanitario para evitar problemas de contaminaciones o fraudes. En las farmacias y parafarmacias, por ejemplo, se encuentran a la venta.

No debes automedicarte ni recurrir a ellos sin el control previo de tu médico ya que, en ocasiones, se utilizan como refuerzo del tratamiento pautado por él. El uso de este tipo de compuestos debe ser pautado por un especialista y consultar al médico en todo caso para evitar problemas asociados a su consumo.