La nueva cocina napolitana aterriza en Madrid

Responsive image

by Ángela Zorrilla
El restaurante BELLO E BBUONO es toda una experiencia gastronómica....y sabe a la esencia napolitana. Sus propietarios, Mariella Gambardella y Salvatore Romano provienen del mundo de la hostelería. De hecho, Salvatore participa en varios proyectos de restauración en Madrid, siendo además propietario de la trattoria y pizzería Toto e Peppino, que desde hace dieciséis años ofrece una de las más reconocidas pizzas de la capital.
 

El nombre del restaurante ya de por sí es toda una declaración de intenciones. BELLO E BBUONO es una adaptación de la coloquial expresión Bell´ e bbuon´ que en dialecto napolitano significa algo inesperado, "de pronto", "de repente", dicho siempre con sentido de positividad.

BELLO E BBUONO se ubica en la plaza de Chamberí,10 en un local elegante y acogedor en el que resaltan los tonos neutros. Todo ello con intención de otorgar todo el protagonismo a los platos del chef Carmine Bavuso, con dilatada experiencia en restaurantes de Londres, Roma, Múnich, Dubái y Montecarlo. Bavuso propone una cocina vanguardista en la que reinterpreta recetas de la gastronomía tradicional italiana dándoles su particular toque personal y resaltando siempre la importancia de la materia prima.

Las recetas de ayer con el toque de hoy

Entre sus antipasti destacan las deliciosas capesante con crema de escarola y nduja (embutido típico de la cocina italiana) o la tradicional parmigiana que en BELLO E BBUONO se versiona de forma original y se termina en mesa con una crema de provola ahumada. Indispensables igualmente su nerano (fusilli con calabacín, gambas marinadas y Provolone del Mónaco) o la deliciosa genovese napoletana (tortelli caseros rellenos de genovese, un tradicional guiso de la región de Nápoles).

Entre sus principales destaca el sabroso O´ purpo (pulpo cocido a baja temperatura que se acompaña de crema de burrata y berenjena ahumada) o el suculento carré de agnello con puré de patata que Bavuso ahúma en cocina.

Además, este restaurante cuenta un imponente horno fabricado con piedra especial de origen volcánico, que permite llegar a temperaturas de 400-450º en cocciones muy rápidas (60-90 segundos), para conseguir las genuinas y auténticas pizzas napolitanas.

Para concluir, el momento dulce de BELLO E BBUONO es imperdonable. Entre otros postres, Bavuso propone su versión del tiramisú en tres texturas (Tiramisú 3.0) o la sorprendente "torta di Carmine", en la que el chef juega con algunos de sus ingredientes fetiche.