¿Necesitan suplementos de vitaminas y minerales los bebés?

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Una preocupación constante de los padres es la alimentación correcta de sus hijos. Y se inicia ya en el momento de su nacimiento. Pero no todo vale y es preciso contar con la participación del pediatra antes de tomar decisiones que pueden afectar a su salud.
 

Una duda frecuente se relaciona con el aporte de vitaminas y minerales que todos reconocemos como fundamentales para el correcto desarrollo de nuestro organismo y el mantenimiento de la salud.

En el caso de los recién nacidos, el temor a que presenten algún tipo de carencia nutricional se multiplica. Afortunadamente, ya no pensamos que hay que comer por dos o sobrealimentar a nuestros bebés, pero siguen existiendo dudas sobre la conveniencia de alimentarles con un tipo de leche u otro.

En relación a las vitaminas y minerales, destacaríamos que:

La vitamina D

-Los lactantes menores de un año alimentados al pecho deben recibir un suplemento de 400 UI/día de vitamina D. Estos suplementos se deben iniciar en los primeros días de vida y se mantendrán hasta que, después del destete, el niño tome 1 litro diario de fórmula adaptada enriquecida en vitamina D.

-Los lactantes menores de un año alimentados con biberón que ingieren menos de 1 litro diario de fórmula, también han de recibir un suplemento de 400 UI/día.

-El pediatra es el encargado de pautarla en todos los casos.

-Esta necesidad de suplementos de vitamina D se debe a que nuestros hábitos de vida han cambiado muy rápidamente en pocos años y ahora se realiza poca actividad al aire libre, siempre con ropa y, en muchas ocasiones, con protectores solares. La fuente principal de vitamina D ha sido desde siempre la exposición solar. Con las costumbres actuales a las madres que amamantan les es prácticamente imposible sintetizar la cantidad suficiente de vitamina D para que las necesidades de su hijo estén cubiertas.

El hierro

Los niños prematuros, como nacen antes del final de la gestación normal, no han podido acumular el hierro suficiente para cubrir sus necesidades de los primeros meses de vida. Por este motivo necesitan tomar suplementos de hierro hasta que comiencen una alimentación completa y, en algunos casos, incluso se mantiene un poco en el tiempo. La cantidad y la forma de administración del suplemento de hierro lo indicará su pediatra.

Vitamina B 12

-Las madres vegetarianas que realizan lactancia materna deben tomar un suplemento de vitamina B12 para aportar la suficiente a su hijo. Debe ser pautada por el médico.

Yodo

-En España se recomienda que todas las madres tomen un suplemento de yodo durante la gestación y el periodo de lactancia. No es suficiente con el aporte procedente de la sal yodada. Debe ser pautado por el médico.

Precauciones especiales

Las vitaminas y minerales, a dosis adecuadas resultan beneficiosos y no causan ningún efecto secundario. Cuando las dosis son elevadas o innecesarias pueden resultar tóxicas. Durante la lactancia no se debe tomar ningún medicamento ni suplemento vitamínico en ninguna forma (ni los considerados "naturales) sin la indicación médica precisa. Cualquier actuación es este sentido puede ser muy peligrosa para el bebé.