Terapias de células CAR-T en la lucha contra el cáncer

Responsive image


El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Sin embargo, los avances en tratamiento y prevención no cesan.
 

Durante años, las bases del tratamiento del cáncer han sido la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Durante las últimas dos décadas también han surgido nuevas terapias que se dirigen a las células cancerosas al concentrarse en cambios moleculares específicos que se observan principalmente en esas células. 

Pero en los últimos años ha aparecido una nueva opción: las terapias basadas en inmunoterapia. Estas reclutan y fortalecen el poder del sistema inmunitario de un paciente para atacar tumores. 

Terapia con células CAR-T

La terapia con células CAR-T es una forma de inmunoterapia que utiliza células T especialmente alteradas, una parte del sistema inmunitario, para combatir el cáncer. Se extrae una muestra de las células T del paciente que luego se modifica para producir estructuras especiales llamadas receptores de antígenos quiméricos (CAR) en su superficie. Cuando estas células CAR-T se reinfunden en el paciente, los nuevos receptores les permiten adherirse a un antígeno específico en las células tumorales del paciente y matarlas.

Dicho de manera más sencilla; las células T son como la fuerza policial del sistema inmunitario.  CAR son las siglas en inglés de "receptor de antígeno quimérico", lo que significa que la policía celular está equipada con una nueva antena especial diseñada en laboratorio que apunta a una proteína de superficie en las células cancerosas. Gracias a esta antena, una pequeña cantidad de células T pueden reunir una gran cantidad de células cancerosas y destruirlas.  

Actualmente, la terapia con células CAR-T solo se puede usar con ciertos tipos de cáncer, concretamente en algunos tipos de cánceres en las células sanguíneas, como leucemia linfoblástica aguda y linfoma B difuso de células grandes. 

Efectos secundarios de la terapia

Con la terapia con células CAR-T existen riesgos de efectos secundarios significativos. Uno de los posibles efectos secundarios de la terapia con células T con CAR es el síndrome de liberación de citocinas, una afección inflamatoria cuyos síntomas pueden ser parecidos a los de la gripe, con fiebre alta y/o escalofríos; presión arterial baja; respiración dificultosa; o confusión. Estos síntomas pueden ser leves o graves.

Otro posible efecto secundario está relacionado con dificultades neurológicas, como confusión, dificultad para entender el lenguaje y hablar, o estupor.

La importancia de la detección precoz del cáncer

A pesar de todo, cualquier tratamiento contra el cáncer es siempre más efectivo si se detecta de forma precoz. Sin embargo, esto no siempre es fácil y, en muchos casos, la detección del cáncer se realiza cuando la enfermedad está ya muy avanzada.

La Sanidad pública en España, aunque de altísima calidad, puede llegar a dificultar en algunos casos esta detección precoz. Las listas de esperas, protocolos que hay que seguir, dificultad en el acceso a especialistas, etc., no ayudan en la mayoría de los casos.

Según una encuesta realizada por Bain & Company, hasta un 27% de los encuestados sin seguro de salud manifestó su intención de contratarlo a corto plazo. Y es que tras el surgimiento del COVID-19 son muchas las personas que han pasado a ver su salud como algo fundamental y por ello buscan certezas y seguridad. De ahí que muchas personas, sensibilizadas ante la posibilidad real de padecer un cáncer, decidan contratar un seguro médico privado. De esta manera no solo consiguen cita con los especialistas sin largas esperas, sino que eligen a qué médico desean acudir. La facilidad para acceder a los servicios médicos privados también facilita los chequeos y revisiones anuales. 

Otras posibilidades frente a imprevistos

Además, algunos seguros de vida también ofrecen coberturas específicas en caso de cáncer masculino y femenino, que incluyen, además de coberturas relacionadas con el fallecimiento o la incapacidad, otras específicas relacionadas con el cáncer, incluyendo asesoramiento médico e indemnización en caso sufrir esta enfermedad. 

Es el caso del seguro de vida de la compañía holandesa Aegon, que además ofrece un 50% de descuento en la contratación.