9 recomendaciones para una correcta lactancia materna

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
La alimentación adecuada de tu hijo constituye una preocupación constante que se inicia en el momento de su nacimiento y, aunque no lo creas, no se acaba nunca. En cada etapa de su vida te preocuparás por lo que come o no come.
 

Ver crecer con salud a tu hijo se convierte en una preocupación constante que todos los padres comunican a quienes quieren escucharles. Y, el tema de su correcta alimentación, adquiere una dimensión muy importante en todas las etapas de su vida.

El peor momento es, quizás, el de su nacimiento. La duda entre lactancia materna o biberón se convierte en un tema recurrente hasta que se toma una decisión. Y aún después, las dudas siguen acuciando a los padres pensando si han acertado o no.

Si has decidido darle el pecho, te indicamos 9 recomendaciones para una correcta lactancia materna:

  1. Amamantar a demanda al bebé significa que tiene que mamar siempre que él quiera. Es conveniente ofrecerle el pecho en todas las ocasiones en que parezca buscarlo, emita sonidos o se chupe los dedos, sin que sea necesario esperar a que llore.
  2. Para lograr que vacíe correctamente el pecho es necesario que el bebé abarque el pezón y una buena parte de la de areola con su boca. También se reduce la formación de gases si su succión es correcta.
  3. Debes permitir que mame todo el tiempo que quiera del mismo pecho, porque la leche del final presenta más grasa en su composición, lo que implica un mayor aporte calórico imprescindible para su desarrollo. Si quiere mamar más, le puedes ofrecer el otro pecho después.
  4. Especialmente durante las primeras semanas, si mama a menudo (como mínimo 8 veces al día), la estimulación del pecho garantiza el funcionamiento de las hormonas necesarias para mantener la lactancia.
  5. Los bebés maman fundamentalmente para alimentarse, pero también para consolarse y para sentirse protegidos y queridos. Si le ofreces el pecho a tu hijo siempre que lo desee, aunque no sea por hambre, fomentarás un contacto afectivo importante para su correcto desarrollo.
  6. Para favorecer la producción de leche materna, el pecho necesita el estímulo de succión que la boca del bebé realiza. Es fundamental que se produzca el contacto entre la mama y la boca de manera continuada.
  7. Para vaciar mejor el pecho y estimular la producción de leche, suele resultar útil emplear un sacaleches.
  8. Si deseas comprobar que tu bebé se alimenta adecuadamente y toma suficiente leche, fíjate si está contento, duerme tranquilo 1-2 horas seguidas y no parece enfermo. Son tres signos que describen su bienestar y salud.
  9. Si el bebé moja menos de 5 pañales al día (aunque sea un poco difícil de valorar) o la orina es muy concentrada, es posible que esté tomando poca leche y sería conveniente consultar la situación a su pediatra.

No te preocupes de manera innecesaria. Es muy raro que tu bebé no esté alimentándose de manera correcta si realiza las tomas indicadas a su etapa de desarrollo. Cualquier duda debes consultar a su pediatra y seguir todas sus indicaciones.