Cómo tiene que ser un escritorio para estudiar

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Tu hijo crece y con él, las responsabilidades que debe ir adoptando. Con el paso de los años, las rutinas y horas de estudio aumentan, por lo que deberás adecuar un buen espacio para fomentar el estudio. La mejor opción es que el escritorio esté en su habitación cuando ya tengan cierta edad.
 

Los escritorios son quizás uno de los muebles imprescindibles en toda casa en la que se encuentren niños o jóvenes ya que al tener que estudiar y hacer deberes necesitarán de su propio espacio. Cuando los niños y niñas necesitan un sitio donde pintar, dibujar o empezar a hacer los deberes, tenemos que pensar en instalar un escritorio.

En los primeros años puede estar en el comedor o sala de estar, para que el pequeño se sienta acompañado. A partir de una cierta edad, la mejor opción es ubicar el escritorio en su habitación.

Lo mejor, siempre que sea posible, es que se sitúe donde le llegue la luz natural, aunque no te librará de colocar una lámpara que ilumine bien el puesto de trabajo. Piensa que, además, necesitarás espacio para guardar el material escolar como hojas, lápices, etc.; y seguramente un enchufe para el ordenador.

Para decantarse por un escritorio cómodo tendrás que tener en cuenta no solo su diseño y los materiales de fabricación, sino también los parámetros de altura de tu hijo. Un escritorio de altura inadecuada puede ocasionar problemas de salud.

Al ir a la tienda, se recomienda ir con el niño para que pueda sentarse en la mesa antes de comprar. En este punto, necesita controlar su posición: los codos y las piernas deben estar relajados y no estar en tensión. En cuanto a la separación entre la parte superior de la mesa y las rodillas del usuario, debe ser de 10-15 cm;