¿Practicas sexting? ¡Hazlo con precaución!

Responsive image

by Sofía Borrás
La palabra “sexting” se ha vuelto tan común en la jerga de las parejas jóvenes --y no tan jóvenes--, que ya no hace falta explicar que se trata de un anglicismo procedente de las palabras “sex” (sexo) y “texting” (envío de mensajes de texto), donde el contenido erótico es el gran protagonista.
 

Compartir con tu pareja una foto subida de tono era visto, hasta hace nada, como algo excepcional y que sólo se reducía a las parejas más atrevidas. Pero en estos tiempos, donde la virtualidad es la esencia de la cotidianidad y cada vez nos sentimos más desinhibidos, el "sexting" se ha convertido ya en un hábito en la vida de muchos, especialmente en el contexto del Covid-19. Tanto así, que el 59% de los españoles confiesa que sus ganas de practicar el "sexteo" ha incrementado durante la pandemia, según confirma un estudio de la app Adoptauntío.

El 70% de los encuestados asegura que no sólo conoce el término perfectamente, sino que, además, ha sucumbido a la tentación de compartir este tipo de material íntimo, bien sea a través de textos, fotos, vídeos, audios… o una combinación de todo.

La práctica del "sexting" se ha popularizado de manera muy natural en la sociedad y puede posicionarse un factor importante a la hora de mantener las emociones en una relación. Para el 70% de los españoles resulta bastante "excitante" intercambiar este tipo materiales, contengan o no contengan imágenes. De hecho, el 93% afirma que le "flipa" mantener una conversación con mensajes subidos de tono, sin la necesidad de que contengan fotos. Sólo frases sugerentes. Aunque el 7% deja claro que para ellos el "sexteo" funciona mejor cuando hay alguna imagen como estrella principal.

Con tu pareja, con un ligue o un desconocido

La posibilidad de poder conectarnos con muchas personas a través de un dispositivo móvil ha hecho que este tipo de prácticas trascienda más allá de una relación pareja estable y se convierta en una forma de comunicarnos e, incluso, de coquetear con los demás. A tal punto, que el 71% de los encuestados confiesa que ha hecho "sexteo" con algún ligue y sólo el 29% lo haría exclusivamente con su pareja formal.

Hay quienes son más osados y no sienten ningún pudor en hacerle llegar su foto o vídeo erótico a personas que no conocen, concretamente el 53% de los encuestados. El resto (47%) prefiere ser más precavida y aclara que "nunca" se atrevería a compartir un "nude" (foto íntima) o expresar alguna frase con propósito erótico a alguien que no han visto en su vida.

"Sexting" con protección

Si bien es cierto que el "sexting" es una manera muy válida e, incluso, inspiradora de compartir emociones con la persona que te gusta, también es verdad que, en algunos casos, podría transformarse en un arma de doble filo si no lo haces de manera correcta. Los expertos de la app alertan de que es aconsejable pensárselo dos veces antes de mandar ese tipo de imágenes y ser bastante prudentes con la información que se comparte, porque puede caer en las manos equivocadas.