Stop irritación en los muslos. 5 trucos para evitar las molestas rozaduras en verano

Responsive image

by María Robert 
Ni tienes que aguantarlas ni sufrir con pantalones largos, porque estos tips realmente funcionan
 

El calor y el sudor propios del verano, más las faldas/vestidos sin medias no son una buena combinación. Cada temporada estival muchas mujeres tienen que lidiar con la misma problemática: las rozadoras en la parte interna de los muslos. El roce en este caso no hace el cariño, sino que la piel escueza y se irrite, independientemente del tipo de cuerpo.

No, para estar guapa no hay que sufrir. Ni tampoco vestirse con pantalones largos con 40º a la sombra para que no te salgan. Hemos verificado que existen productos y trucos que funcionan. Es hora de decirle adiós definitivamente a las molestas rozaduras.

Polvos de talco

Los remedios de la abuela suelen ser infalibles, y los polvos de talco, aplicados con la piel limpia y seca, ayudan a secar la piel, y, por consiguiente, a evitar la fricción. El inconveniente es que su duración es bastante limitada.

Crema antifricción

Decathlon vende como churros este productos antirrozaduras de la marca Aptonia. La encontrarás en dos formatos (en barra y en crema), por 5,99 euros. Su eficacia es más duradera que la de los polvos de talco aunque si vas a pasar el día fuera de casa no está de más llevarla en el bolso para volver a aplicarla al cabo de unas horas. Además, te sirve para cualquier zona del cuerpo.

Crema de caléndula

Las propiedades de esta preciosa planta son muy apreciadas en cosméticas por sus propiedades tranquilizantes y resulta muy eficaz. De hecho, muchas cremas para calmar la irritación de la piel de los bebés están formuladas con ella.

Vaselina

Muchos deportistas saben que la vaselina puede ser una gran ayuda a la hora de evitar la aparición de rozaduras, pues actúa como lubricante, forma una fina capa protectora y evita que la irritación provocada por la fricción de los muslos.

Bandelettes

Si además de protegerte los muslos quieres sentirte sexy, son tu solución. Se trata de un sistema parecido al de las ligas que se colocan alrededor de los muslos para que no se rocen. Contra todo pronóstico, se adhieren perfectamente a la pierna y no se caen al andar.

Aparte, puedes elegir el color que más te guste y la talla adecuada. Es un remedio más caro que los anteriores (entre 10 y 15 euros aproximadamente), pero sin duda, infalible.

Faja pantalón o braguitas boxer

Tan efectivo como llevar bandelettes es usar debajo de la falda un producto lencero de este tipo. No es lo más estético, pero cuando te acostumbres a su comodidad y a su efecto moldeador no te los quitarás en todo el verano.