Salidas profesionales de un técnico en farmacia y parafarmacia

Responsive image


¿Te has planteado alguna vez trabajar en una farmacia o en una parafarmacia o estás explorando las oportunidades laborales del sector? En este artículo analizamos las salidas profesionales de un técnico en farmacia y parafarmacia.
 

Qué hace un técnico en farmacia y parafarmacia

Un técnico en farmacia y parafarmacia es un profesional que se ocupa de asistir en la dispensación y en la elaboración de productos farmacéuticos y de artículos relacionados, así como de la venta de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos. Más allá de ello, este profesional también realiza tareas administrativas y de control de almacén y de la tramitación de la facturación de recetas.

También puede ocuparse de realizar controles analísticos, el fomento de hábitos de vida saludable entre los usuarios y del mantenimiento del material y el instrumental de la farmacia o de la parafarmacia.

Teniendo esto en cuenta, los puestos de trabajo de los técnicos en farmacia y parafarmacia pueden cubrir los de auxiliar de farmacia, técnico en farmacia, técnico en almacén de medicamentos, técnico en empresas del sector de la distribución farmacéutica y técnico de establecimientos de parafarmacia. Además, pueden optar al trabajo en hospitales y clínicas en el puesto de técnico de farmacia hospitalaria y al de auxiliar de laboratorios del sector farmacéutico.

Requisitos de formación

Para trabajar como técnico en farmacia y parafarmacia hay que estudiar el grado medio de farmacia, una titulación oficial de formación profesional cuyo currículum incluye 2000 horas de formación, incluidas prácticas en empresas.

Para acceder a estos estudios es necesario tener el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o de una acreditación equivalente o superior, haber superado los módulos obligatorios de un Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) o estar en posesión de un título de Formación Profesional Básica.

También podrán acceder quienes tengan un título de Técnico Auxiliar o equivalente a efectos académicos y también quienes hayan superado la prueba de acceso a Grado Medio o la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años.

Por qué estudiar técnico en farmacia y parafarmacia

Los técnicos en farmacia y parafarmacia son profesionales con un alto nivel de empleabilidad. De hecho, existen una gran cantidad de establecimientos, farmacias y parafarmacias, en los que es necesario contar con este tipo de profesionales; además del entorno hospitalario. Es más, la crisis sanitaria del coronavirus ha dejado patente que este tipo de profesionales son de primera necesidad y que su labor es de gran utilidad para la sociedad.

El salario medio de estos profesionales varía en función de la localidad en la que se trabaje y el puesto concreto que se ocupe. De media, un técnico en farmacia y parafarmacia cobra entre 1.100 y 1.200 euros brutos en 14 pagas.

Sin embargo, como técnico en farmacia y parafarmacia tienes la opción de abrir tu propio negocio de parafarmacia. Este tipo de actividad no está regulado en cuanto a requisitos de formación ni existe ningún tipo de limitación para su apertura, como sí ocurre con las farmacias. Aunque algunas comunidades autónomas exigen ciertos requisitos, como ciertas autorizaciones o registros, la formación no será un problema.