Cómo cuidar tu cabello rubio en verano

Responsive image

by Ángela Zorrilla
El cabello rubio tiene una excesiva sensibilidad y permeabilidad a las agresiones externas, es más receptivo a la contaminación, al humo del tabaco, a la cal, etc. Por lo que tiende a cambiar de color, a perder brillo y a deshidratarse, especialmente en verano. Da igual ser rubia teñida o natural, Blow Dry Bar, el salón de belleza orgánico y ecofriendly, explica las claves para cuidar tu pelo rubio y no renunciar al brillo y suavidad en esta época del año.
 
  • Utiliza productos específicos para cabellos rubios, cuyas fórmulas posean agentes que evitan que el color se quede opaco, con aspecto de paja y con tono verdoso por el cloro y la sal del mar. La clave es un champú orgánico, sin sulfatos y con propiedades antioxidantes y nutritivas. Así ayudarás a limpiar y a fortalecer y reparar el cabello dañado con el poder de las plantas. Eliminarás suavemente el exceso de sebo, los restos de productos y de contaminación.
  • Lava el pelo dos o tres veces a la semana como máximo. Hay que tratar de finalizar el lavado con agua fría para sellar la cutícula del cabello y que quede con más brillo. En verano, el pelo tiende a estar más deshidratado, por lo que es imprescindible aplicarse un acondicionador en las puntas y dejar que actúe para nutrir el cabello. Si tu cabello está teñido o con mechas, elige un champú reparador brillo con pigmentos violetas. Además de nutrir y proteger la fibra capilar, evitarás los reflejos amarillentos y verdosos.
  • Usa un aceite vegetal para las jornadas de playa o piscina. Aplica una generosa cantidad de un aceite vegetal de calidad como el de naranjas dulces, lavanda o almendras, sobre el pelo antes de tomar el sol o nadar y el cabello y color, permanecerán intactos. Además, evitarás la rotura de las fibras capilares y obtendrás una melena súper hidratada.
  • Una vez a la semana, hazte un tratamiento casero de hidratación profunda. Tras lavar el cabello, aplica una mascarilla reparadora y nutritiva en toda la melena y déjala actuar durante horas, con el pelo enrollado en una toalla antifrizz.
  • Aprovecha las altas temperaturas para evitar las herramientas de calor, como el secador o las planchas. Se puede conseguir unas ondas surferas y naturales rociando el pelo mojado con un spray de agua con sal y haciéndose dos trenzas gruesas y apretadas. Deja que se sequen de forma natural, et voila! cuando se deshagan, tendrás unas ondas ideales.