¿Qué hacer en caso de picaduras de avispa, medusa y escarapote?

Responsive image

by Merce Rey  
El verano es la época propicia para que los insectos y animales marinos hagan de las suyas mientras estamos dándonos un tranquilo baño o tomando el sol en la playa. Una vez que esto ocurre los síntomas más repetidos son hinchazón, picor y enrojecimiento en la zona afectada.
 

Comer al aire libre fruta o tomar bebidas azucaradas puede llamar la atención de las avispas, así como vestir con ropa de colores llamativos y las colonias de olores intensos. Tendrás que mostrar especial cuidado si caminas descalza o si lo haces por una zona de muchas flores. En el caso de toparte con alguna, lo recomendable es que no hagas movimientos bruscos, intenta hacer como si nada y proseguir con tu camino. A diferencia de las abejas, estos insectos cuando pican "pueden extraer el aguijón con facilidad y volver a picar varias veces", mientras que las primeras no tienen manera de extraerlo de la piel una vez clavado, tal y como señalan en artículo de quirosalud.es sobre la alergia a picaduras de abejas y avispas. Según indican en blog "entre el 15 y el 25% de la población presenta sensibilización al veneno" de ambos himenópteros, y suelen presentar "reacciones graves entre el 5 y el 15% de la población". Tras la picadura de avispa la zona se pondrá roja, hinchada y es posible que te duela. Si estos síntomas se expanden por otras partes del cuerpo estarías presentando una reacción alérgica, por lo que deberías de acudir al especialista cuanto antes.

Es aconsejable extraer el aguijón si la picadura fuese de abeja, lavar la zona con agua y jabón, y posteriormente aplicar frío mediante un hielo envuelto en un trapo o con un paño húmedo. Si el lugar en el que tuviste la picadura es superior a los 10 cm tendrás que tomar un antihistamínico.

Otro de los clásicos del verano son las picaduras de medusa. Cuando estos seres vivos se sienten amenazados liberan a través de sus tentáculos veneno. Son capaces de picar, aunque estas estén muertas, por lo que no se deben de tocar bajo ningún concepto. Una vez que esto ocurre deja una marca enrojecida en la piel acompañada de dolor y picor. Tendrás que acudir a la caseta de socorrismo para que pueda ponerle remedio o ir al centro de salud más cercano. Si no es posible, aclara la herida con agua marina o suero fisiológico y nunca con agua dulce o procedente del grifo, porque "agravaría la reacción", indican en sanitas.es. A continuación, debes "retirar el resto de la medusa con una pinza". Al igual que ocurría con la situación anterior, aplica frío en la zona y tómate un analgésico en caso de necesitarlo.

Para estar prevenida si te visita un escarapote, faneca brava, pez escorpión o también conocido como pez araña, cuando estés dando un paseo por la arena mojada lo ideal sería que tomases medidas protegiendo tus pies con unas cangrejeras, sandalias, escarpines o chanclas. Cuando la marea está baja debes tener especial cuidado si te vas a dar un chapuzón porque estarán enterradas en la arena y en el momento que pises, estas se defienden con sus púas. Es importante que visites el puesto de socorrismo, que introduzcas el pie en un barreño con agua caliente para extraer el veneno y, en caso de que la espina se haya quedado clavada, que te la retiren.

FOTO PRINCIPAL.: Photo by David Hablützel from Pexels.

https://www.quironsalud.es/blogs/es/alergia-dia/alergia-picaduras-abejas-avispas

https://www.levante-emv.com/vida-y-estilo/salud/2021/06/24/picadura-verano-mas-comun-54232512.html

https://www.infosalus.com/estetica/noticia-picaduras-insectos-pesadilla-verano-pueden-prevenir-20180819081443.html