¿Qué son y cómo podemos conseguir tener sueños lúcidos?

Responsive image

by Estefanía Grijota
Soñar es algo maravilloso, simplemente único. Y también cada uno de nuestros sueños, sin embargo, pueden llegar a ser aún mejores si logramos manejarlos a nuestro antojo ¿o no? Te lo contamos
 

Los sueños lúcidos se producen cuando estás muy consciente o muy lúcida dentro de un sueño, es decir, eres consciente de que estás soñando. Y, a veces, esta conciencia en realidad te permite sentirte con el control total de tus propios sueños. Aristóteles planteó por primera vez el concepto de sueños lúcidos en su tratado sobre los sueños en el siglo IV a. d C, pero la práctica no se estudió científicamente hasta la década de 1970.

Desde entonces, ha sido validado y definido como un "estado híbrido de conciencia con diferencias definibles y medibles de la vigilia y del sueño REM", la etapa del sueño en la que soñamos.

4 técnicas para tener sueños lúcidos

1. Hazte con tu propio cuadernillo o libreta de sueños

Tal y como explica el Terapeuta y experto en sueños Leslie Ellis, Ph.D: "Aquellas personas que consiguen recordar de manera excelente sus sueños, por normal general consiguen convertir los próximos en lúcidos, y una manera muy efectiva de hacerlo es anotarlos según te despiertes", dice.

2. Reconoce temas o personajes recurrentes en tus sueños

¿Tienes un personaje o tema que siempre aparece en tus sueños? Si es así, Ellis dice que se puede utilizar como un disparador para que ese sueño pueda llegar a ser lúcido. Es decir, si te imaginas que te besas con una persona que te gusta, una y otra vez, puedes llegar a convertir ese sueño en lúcido y controlar y hacer lo que quieras en ese sueño. "A medida que te duermas, puedes decirte a ti misma, que la próxima vez que ocurra este evento en mis sueños, o vea a este personaje de sueño que aparece a menudo, me daré cuenta de que estoy soñando", prosigue Ellis.

3. Échate la siesta

Según Ellis, las siestas suelen ser con un sueño menos profundo y son más ligeras que las que experimentamos por la noche, por lo que pueden ayudar a promover la lucidez. Así que, mientras te duermes, "trata de mantener tu mente despierta y presente en el mundo de los sueños a medida que comienzas a entrar en el sueño REM", continúa.

4. Prueba la técnica de Carlos Castañeda

En el libro de Carlos Castaneda, Viaje a Ixtlán, relata la siguiente técnica para conseguir un sueño lúcido:

Siéntate en tu cama, mira suavemente la palma de tus manos, y dite a ti misma de una manera cariñosa que: "Esta noche mientras estoy soñando, veré mis manos y me daré cuenta de que estoy soñando". Continúe mirando suavemente tus manos y repite mentalmente esta misma afirmación.

Permite que tus ojos se desenfoquen, permanece en paz y sigue repitiendo esa afirmación lentamente en tu mente. Después de cinco minutos o cuando te sientas somnolienta, termina la práctica, y cuando te despiertes en medio de la noche, recuerda tu intención de ver tus manos y darte cuenta de que estás soñando, y trata de recordar tu último sueño ¿viste tus manos?

Foto portada: Eugenio Recuenco web