3 problemas asociados a la ganancia de peso durante el embarazo

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
El embarazo no debe ser motivo de un aumento de peso descontrolado. La embarazada debe comer de manera sana y controlada. Debe ingerir alimentos de alto valor biológico, de manera equilibrada y en cantidad adecuada para mantener una ganancia de peso correcta a lo largo del embarazo. Así su bebé será saludable y tendrá un peso adecuado. Además, evitará el desgaste nutricional materno y garantizará depósitos energéticos adecuados para una lactancia eficaz.
 

Es normal que la mujer embarazada aumente de peso durante la gestación, pero no puede suceder de manera descontrolada. En la primera visita o control prenatal el médico calculará tu Índice de Masa Corporal (IMC) basándose en el peso antes del embarazo (peso inicial) para clasificarte en alguno de los rangos de peso.

Tras realizar ese cálculo, el médico te informará del rango de peso a ganar permitido para ti, llamado ganancia de peso, en todo tu embarazo. De manera general, se recomienda que:

-Si el IMC es de Bajo Peso, se pueden ganar de 12,5 a 18 Kg.

-Cuando el IMC es de Peso Normal, la ganancia permitida es de 11,5 a 16 Kg.

-Si el IMC indica Sobrepeso, la ganancia permitida sería de 7 a 11,5 Kg.

-Cuando el IMC señala Obesidad, se podrían ganar alrededor de 7 Kg.

Estos datos confirman que cuanto mayor sea el peso inicial, menor ha de ser la ganancia a lo largo del embarazo. Y es muy importante alcanzar un peso correcto para favorecer el desarrollo del bebé y mantener la salud materna.

Inicialmente se pensaba que el feto obtenía de la madre todos los nutrientes necesarios para su desarrollo sin importar el estado nutricional de la madre. Actualmente, se sabe que las mujeres que iniciaban su embarazo con desnutrición o las que no ganan suficiente peso a lo largo del embarazo, tienen bebés de menor peso.

Es importante destacar que:

1. La desnutrición crónica provoca bajo peso del bebé al nacer y afecta a su salud futura

2. El aumento de peso materno debe ser progresivo. El bebé pesará menos si ese aumento se produce únicamente después de la primera mitad del embarazo, a pesar de que la madre obtenga la ganancia de peso esperada.

3. Una correcta nutrición antes del embarazo y una adecuada ganancia de peso antes de la semana 24 de gestación garantizarán el adecuando crecimiento del bebé.

Tampoco es recomendable una ganancia excesiva de peso. Una mujer de peso más o menos normal que coma excesivamente durante la gestación puede llegar a ganar 20 o 30 Kg casi sin darse cuenta. Este incremento se relaciona, normalmente, con el consumo de alimentos hipercalóricos que no aportan nutrientes saludables. En estos casos se suelen presentar complicaciones durante para la madre y el bebé como diabetes gestacional, preeclampsia, macrosomía fetal y un mayor riesgo de cesárea.

No se recomienda hacer dieta para bajar de peso durante el embarazo, salvo que la obesidad materna genere dificultad respiratoria que se podría agravar por el aumento de volumen uterino y de grasa corporal.

Lo fundamental es comer de manera saludable y mantener un incremento de peso progresivo a lo largo del embarazo. Consulta tus dudas al médico y sigue sus indicaciones.