Trucos para prolongar el bronceado después del verano

Responsive image

by María Robert 
Sigue estos sencillos consejos para mantener un moreno radiante durante el mayor tiempo posible
 

Puede que para la mayoría de los mortales los días de sol y playa sean ya solo un bonito recuerdo, pero igual que no van a esfumarse de tu mente tan fácilmente, tampoco tienen por qué hacerlo de tu piel. Aunque parezca misión imposible, conservar ese bronceado tan favorecedor que te ha costado horas y horas cual lagarto tumbado en la toalla, es muy muy sencillo. Sigue estos sencillos consejos para mantener un moreno radiante durante el mayor tiempo posible.

Exfoliar la piel

Igual que es un paso fundamental para antes de la exposición al sol para preparar la piel, también lo es para prolongar el bronceado durante más tiempo. Al exfoliar la piel eliminarás las células muertas y su tono dorado se mantendrá, puesto que favorece la producción de colágeno. Tranquila, con ello solo conseguirás un aspecto más saludable, no se llevará por delante el moreno.

Hidratar bien

Además de ser un paso fundamental en tu rutina de cuidado corporal, una buena crema hidratante es tu mejor aliada para lograr que la piel brille aún más; te ayudará a fijar el nuevo color dorado y evitará que la piel se pele ¡Recuerda aplicarla tanto por la mañana por la noche!

Bebe mucha agua

Hidratarte por dentro es igual de importante. Ya conoces la teoría de que hay que beber dos litros de agua al día por salud, por lo que no te extrañará saber que también ayuda a mantener el bronceado. Beber agua ayuda a prolongar la vida de las células de la piel, lo que conlleva retrasar el proceso de exfoliación natural del cuerpo. Como truco extra, puedes agregar un poco de pepino o beber coco para un impulso adicional de la hidratación.

Alimentos naranjas

Cuando vayas al supermercado no te olvides de apuntar en tu lista de la compra alimentos que contengan betacarontenos ¿Esto que quiere decir? Pues que son nutrientes que provocan la pigmentación dorada en la piel, a la vez que filtran los rayos solares ultravioleta (UV), protegiéndonos de quemaduras ante la exposición solar. Más en concreto, la vitamina A favorece la producción de melanina y el buen funcionamiento de las células de la piel. Algunos buenos ejemplos son el tomate, las zanahorias, las acelgas, el melón o la sandía.

Hazte con un buen after sun

Aplicar un after sun para calmar y regenerar la piel después de la exposición solar es completamente necesario. Pero hay algunos productos que no solo reparan, calman e hidratan la piel, sino que además te ayudan a prolongar el moreno, como la Nuxe Sun, ´Recovery&Beauty´ de Singuladerm, el after sun de Ecran, o toda la línea post-solar de Lierac.